FÓRMULA 1

Piloto ruso se queja por inconsistencia en la FIA

Kyvat fue penalizado en México por adelantar por fuera de la pista, algo que ve injusto tras escapar Alonso sin sanción en Austin.

Kvyat señala inconsistencia en la FIA: "Miren lo de Alonso y Massa...".
Peter Fox AFP

La pasada de frenada de Hamilton en la salida saltándose la primera chicane, la idéntica acción de Verstappen al final, el toque de Max con Rosberg, la defensa ilegal de Vettel con Ricciardo, el incidente entre Sainz y Alonso, el trompo de Hulkenberg que provocó Raikkonen… A pesar de que la carrera de México fue anodina en su mayor parte, dejó esa suma de percances de los que tanto se ha hablado, pero hay otro que pasó más desapercibido por ocurrir más atrás, aunque no para sus protagonistas. De hecho, a Kvyat le sirve para cargar contra la FIA.

En la parte final de la prueba, el ruso perseguía a Grosjean con ventaja de ruedas (superblandos contra blandos) y se tiró al exterior en la entrada del Foro Sol adelantándole por fuera, siendo sancionado por los comisarios con cinco segundos, algo que no le sentó nada bien… "Frené tarde y me fui largo, pero Romain también, así que cuando ambos coches se van fuera no debe pasar nada. Si él se hubiera mantenido en la pista, entonces esa era su posición, pero se salió también", analiza el ruso de Toro Rosso en declaraciones recogidas por ‘Crasht.net’.

A raíz de eso, Kvyat critica la falta de consistencia en las decisiones de la FIA comparando su movimiento con el de Alonso a Massa en Estados Unidos, en el que los dos también se salieron de la pista tras tocarse y no hubo sanción: "Son muy inconsistentes. Estoy muy descontento por cómo toman sus decisiones, no hay consistencia. Sólo hay que mirar el incidente de Massa y Alonso en Austin y luego el de Grosjean y mío aquí, es una reacción completamente diferente. No estoy de acuerdo con ello, pero ya no me interesa".

Una frustración que el ruso se guardará para él mismo porque ve inútil hacer reclamaciones en el briefing de pilotos que tanto juego está dando últimamente: "Para ser honesto, me resulta un poco aburrido hablar de ello, es una pérdida de tiempo. Todo el mundo habla, pero el resultado sigue siendo el mismo. En esas reuniones informativas, hablan, hablan, hablan pero luego hacen lo que quieren de todos modos. No tengo una idea clara sobre cómo llegar a una solución, quizá una trampa de grava". La FIA sigue sumando adeptos en su contra.