SANCIÓN

Jugador de los Cowboys vuelve a dar positivo en control antidoping

Randy Gregory volvió a dar positivo y se enfrenta a una dura sanción de un año cuando estaba a un mes de cumplir la primera.

El paso de Randy Gregory por la NFL está siendo totalmente intrascendente por sus problemas con las sustancias.

Si a los seguidores de la NFL no les suena el nombre de Randy Gregory, no se les puede culpar por ello. Probablemente ocurrirá lo mismo a los fans de los Dallas Cowboys y tampoco nadie puede reprocharles nada, ya que el club decidió correr un inmenso riesgo al elegirle en la segunda ronda del draft 2015, que unido a la contratación de Greg Hardy para fortalecer la defensa, podría dar grandes réditos… o ser un sonoro fracaso.

El citado Gregory cometió una pifia considerable y es que, estando sancionado para la presente campaña, ha vuelto a fallar un control anti-dopaje como acaba de informar nuestro insider preferido, Ian Rapoport.

No se trata de la primera vez que tiene problemas con las sustancias, debido a su positivo por marihuana en la Combine previa a aquel draft.

El mayor problema de esta nueva falta de juicio es que la sanción va a ser de un año, con lo que Gregory volverá ya a finales de 2017 o más bien 2018.

O incluso nunca.

Si a todo lo anterior, se le une el hecho de que en un plazo de un mes, podía pedir el reingreso en la competición, su metedura de pata cobra dimensiones aun más colosales.

El balance hasta la fecha del bueno de Gregory es desolador. Una docena de partidos disputados y ningún sack.

Sin duda alguna, los Cowboys han tomado mejores decisiones…