NBA

El equipazo de la NBA que se podría juntar en el Black Friday

En plena fiebre consumista, gastamos 97,15 millones (18ª posición en la escala salarial) en un equipo con el objetivo de pelear por el anillo.

Stephen Curry, Draymond Green e Isaiah Thomas, tres de las gangas NBA esta temporada.
EZRA SHAW AFP

Con motivo del Black Friday, en AS NBA también hemos caído en la fiebre del consumo. Aunque imaginario. Ya nos gustaría tener esperándonos en el banco varias decenas de millones para armar un equipo capaz de aspirar a todo en la NBA. En pleno derroche de millones de dólares y contratos al alza (qué bien ha sentado el nuevo convenio televisivo), nos hemos estrujado los sesos buscando las mejores gangas en el actual panorama de salarios. El tope, que no supere los 15 millones de dólares. Y para ponerlo un poco más complicado, hemos excluido a todos aquellos jugadores que disputan esta temporada 2016-17 aún bajo contrato de rookie. Era lo justo.

Tras varias vueltas a la cabeza (tampoco tantas), nos quedamos con este grupo de 12 jugadores (nos gustan los equipos a la europea) cuyos sueldos este curso se quedan por debajo de la barrera de los 100 millones de dólares. Con los 97,15 kilos que soltaríamos, este equipo ocuparía la posición número 18 en la escala salarial. Nada mal visto lo visto. Salvo que digan lo contrario, y siendo conscientes de la acusación de ventajistas que puede recaer sobre nuestros hombros, mereció la pena poner las (¿pocas?) neuronas a trabajar.

Bases

Stephen Curry (GSW): 12M$ (74 mejor pagado)*. Con la etiqueta de jugador frágil por sus lesiones en el tobillo, los Warriors le ofrecieron en 2012 una extensión de su contrato rookie a cambio de 44 kilos por cuatro años. Quién les iba a decir lo barato que les iba a salir contar con un doble MVP de la NBA. Este principio de campaña ha demostrado que puede entenderse con Kevin Durant y seguir enchufando triples como si no hubiera un mañana. Para retenerle en Oakland, este próximo verano A Myers y compañía les va a tocar rascarse un poquito más el bolsillo.

George Hill (UTAH): 8M$ (120). Si algo nos ha enseñado este primer mes de competición es que George Hill estaba muy infravalorado. En los Jazz se ha convertido en uno de sus líderes desde el primer día. Y han notado su baja las dos últimas semanas: récord de 3-5. Ahora ya sabemos que no es sólo bueno atrás, sino también en ataque. Renovó con los Pacers en 2012 por 40 millones de dólares y cinco años. Si quiere retenerle, Utah va a tener que tirar de chequera el próximo julio.

Isaiah Thomas (BOS): 6,6M$ (139). Que un all star (va camino de repetir presencia el próximo febrero en New Orleans), noveno mejor anotador y tercero en el último cuarto no gane a día de hoy ni 7 millones de dólares es asombroso. En Boston tienen mucho que agradecer a los Suns, la franquicia que vía sign&trade con los Kings le firmó su actual contrato en el verano de 2014. Corazón y puro talento. Da gusto verle encarar el aro con sus 175 centímetros.

Escoltas

Avery Bradley (BOS): 8,3 M$ (115). Uno de los mejores defensores exteriores de la Liga, este año está asumiendo más protagonismo en ataque y sobre todo está ayudando en el rebote (8 de media) a un equipo bien necesitado de capturas. Firmarle por 32 kilos y cuatro años en 2014 fue una excelente decisión de Ainge.

Will Barton (DEN): 3,5 M$ (221). Tras el temporadón que se marcó en la 2015-16, este curso Barton se ha propuesto mejorar (aunque no prodigándose en exceso) sus porcentajes desde la línea de tres puntos. Si consigue corregir su principal debilidad, los Nuggets van a disfrutar mucho de unos de los jugadores más agresivos y peor pagados de la Liga. Renovarle hace poco más de un año por 10,6 millones y tres temporadas fue una jugada maestra. Es de los escoltas que menos balones pierden, lo que habla muy bien de él.

Aleros

Wilson Chandler (DEN): 11,2 M$ (85). Pese a no ser un superclase, es capaz de hacer muchas cosas (anotar, tirar por fuera, rebotear, defender…) y casi todas bien. Lesiones al margen (se pasó en blanco el anterior curso), su versatilidad y físico le han convertido en un hombre imprescindible para los Nuggets en los últimos años. No se habla mucho de él, pero es un jugador a tener muy en cuenta para los Fantasys. Con el lockout se exilió en China, de dónde regresó con un contrato bajo el brazo de 46,5+5 vigente, si el jugador así lo decide, hasta la 2018-19.

Jae Crowder (BOS): 6,3 M$ (148). Aún recuerdo cuando Crowder recaló en Boston hace ahora dos años como moneda de cambio tras el traspaso de Rondo a Dallas. Parecía que los Celtics habían regalado al base… Todo lo contrario. Con su entrega, defensa y muñeca se ha convertido en un imprescindible para Brad Stevens. Renovarle hace sólo un años por 5 temporadas y 35 millones es una maniobra para que Ainge y cía saquen pecho.

Ala-pívots

Draymond Green (GSW): 15,3 M$ (46). Mozgov, Mahinmi y Bazemore, por poner tres ejemplos, cobran más esta temporada que el mejor pagado de nuestro equipo de gangas. El ancla de los Warriors campeones en 2015, del 73-9 y del equipo que aspira a todo este año. Marca diferencias tanto en defensa como en ataque. Y fuera de la cancha tampoco deja a nadie indiferente. Renovó en 2015 por 82 millones y cinco años. Con contrato hasta la 2019-20.

Derrick Favors (UTAH): 11,05 M$ (87). Antes del inicio del curso 2013-14, Favors acordó su renovación con los Jazz: 49 millones a repartir en las cuatro siguientes temporadas. Un acuerdo muy beneficioso para los de Salt Lake City. Puede que no se hable mucho de este ala-pívot (número 3 del draft 2010), pero cumple como pocos bajo los dos aros.

Nikola Mirotic (CHI): 5,8 M$ (163). Pese a que aún no ha mostrado todo su potencial en la Liga, el de Podgorica está sobrado de talento y recursos en ataque para decidir cualquier partido. Decidió dejar el club de sus amores en el verano de 2014 para irse a Chicago y compartir vestuario junto a Pau Gasol. Drafteado en 2011 (número 32), llegó a un acuerdo con los Bulls por tres años y unos 17 millones de dólares. Este próximo verano podría firmar un nuevo contrato.

Marreese Speights (LAC): 1,4 M$ (324). Una de las claves del buen momento que atraviesan los Clippers reside en la aportación del banquillo. Y ahí, pocos suman más que este jugador de 29 años: anotación, tiro exterior y rebote. Tras tres años cumpliendo en los Warriors, espera ganarse esta temporada un próximo contrato más acorde a su notable rendimiento.

Pívot

Festus Ezeli (POR): 7,7 M$ (130). Como el presupuesto para fichar a DeMarcus Cousins (36 jugadores cobran más que ‘Boogie’) se nos disparaba, hemos optado por la esperamos que (futura) explosión de Ezeli. Tras demostrar los tres cursos anteriores su potencial, los Blazers apostaron este pasado verano por él. Un contrato de 16 millones y dos años que pareció hace unos meses una excelente operación. Hablamos de parecer porque este año no le hemos visto aún con la camiseta de su nuevo equipo. Pero in Festus we trust.

*Según el ranking de la ESPN de mejores pagados esta temporada

En la agenda nos reservamos una lista de jugadores en la que incluimos a Kemba Walker, Kyle Lowry, Dion Waiters, Nick Young, Vince Carter, Marcus Morris o el ex ACB Justin Hamilton. Por si las cosas no salieran según lo previsto y tuviéramos que hacer algún movimiento durante el curso. Ya saben, queremos el anillo. Y gastando lo justo. No pararemos hasta conseguirlo.