Burnley 1 - Manchester City 2

El City de Bravo sufre, pero le mete presión a Chelsea

El elenco del arquero chileno batió a Burnley en la fecha 13 de la Premier League y quedó momentáneamente primero a la espera de lo que haga el conjunto 'blue'.

El City de Bravo sufre, pero le mete presión a Chelsea
Andrew Yates REUTERS

Desde que llegó a Inglaterra, Pep Guardiola ha sufrido en innumerables ocasiones para superar a equipos que en el papel son los más débiles de la Premier League. Hoy no fue la excepción. Con un gol insólito, el cuadro que contó con Claudio Bravo durante todo el partido, derrotó 2-1 a Burnley y alcanzó la punta a la espera de lo que haga Chelsea.

En contra de todo pronóstico, el conjunto local salió a asfixiar al conjunto de Guardiola y se posicionó en campo citizen desde muy temprano. La estrategia del rival complicó al City, además del juego que estos mostraban: pelotazos largos para los pivoteos de Sam Vokes y que un volante llegase a rematar. La escuadra visitante no podía tomar ritmo ante este trámite. 

Sin embargo, la primera ocasión fue para el Kun Agüero que envió al corner Paul Robinson. El arquero no jugaba hace cinco años. 

Pero, el Burnley sería quien encontraría la apertura de la cuenta. Un pelotazo de Robinson fue despejado por Otamendi y el rebote le quedaría a Dean Marney que, con una linda volea, batió a Claudio Bravo (14'). 

Con el gol en contra, el City se lanzó con todo en busca de la igualdad. Primero, a través de Touré Yaya y un derechazo en el vertical, luego Agüero y posteriormente Nolito hacían trabajar a Robinson. El empate estaba al caer. 

Y llegaría en el minuto 37. Un corner de Sterling sería conectado por Nolito de sobrepique, la pelota dio en la mano de un defensor local y, entre los reclamos por un presunto penal, Agüero punteó el balón ante la salida del arquero para poner el 1-1.

Fueron minutos fatales para el conjunto de Turf Moor. Tras recibir el empate, debió realizar dos cambios por lesión en tres minutos, entre ellos, el autor del gol. 

En el segundo tiempo, Manchester City se hizo del dominio ante un rival que intentaba generar contragolpes. La zaga citizen sufría con los embates locales, pero los atacantes locales no lo aprovechaban. 

Hasta que llegaría el minuto 60 y una jugada cómica, digna de una comedia. Touré Yaya ingresó al área donde cayó, la pelota quedó a su lado y entre dos defensores no pudieron sacarla, luego, otros dos zagueros se molestaron y cayeron, la pelota le quedó a Sané que sin querer asistió a Fernandinho y el brasileño centró para que Agüero marcara casi con la rodilla el 2-1.

Así, de una forma insólita el City alcanzó el liderato a la espera de lo que haga Chelsea, que jugará ante Tottenham cerrando la jornada del sábado. Victoria sufrida pero que cierra una gran semana para Bravo y compañía luego de la clasificación a octavos de la Champions League.