NBA

Carmelo, mayor cantidad de puntos en un partido en activo

El 7 de los Knicks tiene la máxima anotación de los jugadores que están en activo con los 62 puntos que les hizo a los Bobcats hace dos años.

Carmelo Anthony la noche que anotó 62 puntos
NBA Getty Images

Hace nada repasábamos las mejores anotación en cada uno de los pabellones que acogen la NBA durante esta temporada, hoy cortamos esa lista y os traemos las mejores actuaciones individuales de aquellos jugadores que todavía están en activo.

Carmelo Anthony, 62 puntos en 2014 (New York)

24 de enero de 2014 y los Charlotte Bobcats -una de las revelaciones del curso- visitan a los Knicks -una de las decepciones- del mismo. Melo empieza con 20 puntos y un 80% de acierto en el primer cuarto y llega con 37 al descanso. En la segunda mitad suma 25 más y con el récord bajo el brazo, Kidd le da descanso en el final del choque.

LeBron James, 61 puntos en 2014 (Miami)

También en 2014 y también ante los Bobcats de Steve Clifford que aún y todo jugarían playoffs en su última temporada como Bobcats. LeBron jugó con máscara y se salió. 24 al descanso, 25 solo en el tercer cuarto y 12 para ponerle la guinda al pastel. Una noche que le confirman como lo que es: un superhéroe.

Klay Thompson, 60 puntos en 2016 (Oakland)

El año pasado ya dejó claro a los Pacers que les tiene en el punto de mira y les masacró con 39 puntos pero lo de ayer no tiene parangón. Anotó 40 solo en la primera parte, 60 en solo 29' de juego y no batió el récord de anotación de Rick Barry porque Steve Kerr no quiso que jugara más cuando los Pacers ya eran un juguete en mano del mejor equipo de la NBA. ¿Más datos? Tocó el balón durante 90" en todo el partido para un total de 43 toques. Todos sus tiros menos uno fueron asistidos y él simplemente hizo historia. Lo que se llama un catch&shot...&chof. 

Anthony Davis, 59 puntos en 2016 (Detroit)

El Palace de Auburn Hills fue masacrado por una bestia. Con solo 22 años Anthony Davis demostró su cara más bruta en Detroit con una salvajada saldada con 59 puntos y 20 rebotes, el más joven de la historia en conseguirlo y el primero desde Shaquille O'Neal. Y ganaron, claro.

Kyrie Irving, 57 puntos en 2015 (San Antonio)

Superó en más de 10 puntos la máxima anotación previa del AT&T Center y se podría decir que tomó San Antonio él solo. No estaba solo, claro, pero el final de partido lo hizo todo y todo bien culminado con dos triples para forzar la prórroga y acabar llevándose el partido. Acabaría con 7/7 en triples en su primer año junto a LeBron James. 

Deron Williams, 57 puntos en 2012 (Charlotte)

Último año de los Nets en New Jersey y segundo de Deron en la ciudad y el equipo. El base llegó para abanderar una nueva era que acabó en el desastre más absoluto y lideró al equipo hasta que, ya en Brooklyn, tuvo compañeros con cartel de All Star, como él. 16 de 29 en tiros de campo y un inmaculado 21 de 21 desde la línea para ganar a los Bobcats. 

DeMarcus Cousins, 56 puntos en 2016 (Sacramento)

Despidió el Sleep Train Arena de Sacramento inscribiendo su nombre en los anales de la historia con la mejor actuación del que era hasta el pasado abril el pabellón de los Kings. 21 de 30 y 13 de 16 desde los libres a los que suma 12 rebotes, 4 asistencias y dos tapones. ¿La pega? Los Hornets ganaron por la mínima en California

LeBron James, 56 puntos en 2005 (Toronto)

Segundo año de LeBron en la NBA con los Cleveland Cavaliers y primera gran exhibición de "El elegido" de Akron con sus Cavaliers. 56 puntos en Toronto, más joven de la historia en llegar a 50 puntos y...derrota ante los Raptors de su amigo Chris Bosh. 

Kyrie Irving, 55 puntos en 2015 (Cleveland)

Descansa LeBron y es igual. Si no te gana King te gana Uncle Drew. 55 puntos de Irving con 22 años y ante un equipo de playoff con son los Portland Trail Blazers. Es la mejor anotación de un jugador en The Land.

Brandon Jennings, 55 puntos en 2009 (Milwaukee)

Han pasado siete años y todavía sabemos cómo nos enteramos de que Jennings anotó 55 puntos. La catarata de elogios fue un constante durante el año rookie del base que, sin embargo, nunca alcanzó el siguiente nivel. Ganaron a los Warriors por 4 con un 7 de 8 del rookie que se fue a Italia porque si Ricky Rubio ganaba dinero antes de la NBA él también quería hacerlo. 

Dwyane Wade, 55 puntos en 2009 (Miami)

El hombre de los Miami Heat con mayúsculas. LeBron cambiaría la historia reciente pero los Heat no se entenderían sin el de Marquette. En 2008 tuvo un mal año y pasó por quirófano para preparar los JJOO de Pekín con los Heat en barrena. Un año después anotaba 55 puntos en la visita de los Knicks al American de Miami. ¿Sus compañeros en el quinteto? Haslem, Chalmers, O'Neal (Jermaine)...y Yakhouba Diawara.

LeBron James, 55 puntos en 2009 (Milwaukee)

Otra brutalidad de Bron que anotó 55 puntos de los 111 que hizo su equipo. Solo Mo Williams (23) le ayudó en ataque y le dio igual, ganaron en Milwaukee por ocho a pesar de que los Bucks tuvieron seis jugadores con más de 10 puntos. LeBron vale por cinco de ellos.

Tony Parker, 55 puntos en 2008 (Minnesota)

Es la mejor anotación que se haya visto en el Target Center de Minnesota y la tiene un jugador cuyo tiro de media o larga distancia ha estado siempre en tela de juicio. Solo anotó dos triples -de los tres que intentó- y se con nueve tiros libres se fue hasta los 55 puntos lo que significa un clínic absoluto de lo que es Parker, manejo, penetración y tiros marca de la casa. 

Jermaine O'Neal, 55 puntos en 2005 (Indiana)

Es la segunda máxima anotación de un miembro de los Indiana Pacers en la NBA y la más alta que se haya dado nunca en el Conseco Fieldhouse. Reggie Miller tiene el récord de los Pacers pero él tiraba triples y Jermaine no. 18 de 28 en tiros de campo y 19 de 25, con su peculiar forma de tirar los libres, desde la línea.

Russell Westbrook, 54 puntos en 2015 (Indiana)

El año de la Fractura de Jones de Kevin Durant y en el momento clave de la temporada se encontraron Thunder y Pacers en el Bankers. En los Pacers ya había vuelto Paul George que solo perdería un partido de los seis que disputó aquella temporada y en los Thunder Westbrook con 54-8-9 y una técnica que le imposibilitaba jugar el último choque...pero se la quitaron.

Kevin Durant, 54 puntos en 2014 (Oklahoma City)

El rival fueron los Warriors (de Marc Jackson) y el partido de Durant una brutalidad. La mejor anotación del Chesapeake pertenece a este partido en el que se fue hasta los 54 puntos con 11/14 y 29 puntos ya al descanso, una barbaridad. En los Warriors, 76 puntos de su particular Big Three (los Splash Brothers y David Lee) y al lado de KD, 21 de Ibaka y 14 de Reggie Jackson en un partido que se perdió Westbrook. 

Stephen Curry, 54 en 2013 (New York)

Uno de los primeros días que el mundo puso sus ojos sobre el ahora dos veces MVP. Hasta entonces Curry había un jugador endeble con una muñeca de oro pero tobillos de cristal. Con 11 de 13 en triples y poniendo en jaque casi en solitario a unos buenos Knicks -sería segundos del Este ese año en Regular Season- Curry dejó varios highlights para el recuerdo. 

Jimmy Butler 53 puntos en 2016 (Philadelphia)

Sin Derrick Rose ni Pau Gasol, a los Bulls les quedaba Butler durante la primera mitad de este desastroso 2016 para ellos. El 21 de Marquette completó la mejor acutación de un jugador de los Bulls en una mitad -superando a Jordan- y además nos dejó 53 puntos en una importante victoria en Philadelphia. Los Bulls iban -y seguirían yendo- a la deriva. Ganaron de 4 a un equipo con 4-37 de récord.

Stephen Curry 53 puntos en 2015 (New Orleans)

Tercera victoria consecutiva de unos Warriors que irían hasta las 24 para firmar el mejor arranque de la historia de la NBA y primera exhibición de Curry. Destrozó a los Pelicans de uno de sus mentores -Alvin Gentry- que iniciarían -y acabarían- el año con la plantilla lastrada por las lesiones.8 de 14 en triples para 53 puntos...en solo 35 minutos. 

Dirk Nowitzki, 53 puntos en 2004 (Dallas)

Máxima anotación en el pabellón de los Dallas Mavericks y, cómo no, por parte de Dirk. Cuando se retire el 41 colgará del pabellón y vayan a saber si Cuban manda construir un busto o una estatua en las inmediaciones. Derby ante los Rockets -de T-Mac y Ming- y 53 puntos de un Nowitzki que solo tuvo un compañero de quinteto inicial en dobles dígitos. 

Kemba Walker, 52 puntos en 2016 (Charlotte)

El mejor partido de la carrera del base de UCONN llegó este año cuando acribilló a los Utah Jazz con 53 puntos. Los Hornets ganaron por cinco puntos un partido clave en su remontada hacia los playoffs del Este que acabarían consiguiendo con holgura. 16 de 33 en tiros de campo y 14 de 15 en libres para él. 

John Wall, 52 puntos en 2016 (Washington)

La mayor demostración del agujero en el que están metidos los Wizards. Su estrella se va hasta los 52 puntos y aún y todo caen ante los Orlando Magic en el Verizon Center. Scott Brooks no termina de dar con la tecla a pesar de que Wall sigue demostrando que es un base All Star. 52 puntos con 5 de 8 en triples. 

Klay Thompson 52 puntos en 2015 (Sacramento)

Quizás el dato de 52 nos baila a muchos pero el de 37 en un cuarto seguro que no. Klay Thompson activó el modo on fire aquella noche de enero (de este mismo año) y les hizo 37 puntos a los Kings con una demostración de tiro perfecta. 13 de 13 en tiros incluyendo 9 triples y un +19 en solo 12 minutos de juego. Brutal.

Otros jugadores con partidos de 50 o más puntos en activo

Mo Williams: 52 puntos con los Timberwolves a Indiana (2015)

André Miller 52 puntos con los Blazers a Dallas (2010)

Jamal Crawford 51 puntos con los Knicks a Miami (2007)

Damien Lillard 51 puntos con los Blazers a Golden State (2016)

James Harden 51 puntos con los Rockets a Dallas (2015)

Terrence Ross 51 puntos con los Raptors a LA Clippers (2015)

Kevin Love 51 puntos con los Timberwolves a Oklahoma (2012)

Vince Carter 51 puntos con los Raptors a Phoenix (2000)

Corey Brewer 51 puntos con los Timberwolves a Houston (2014)