Motormercado

Todo un éxito fue la versión 2016 del Mini Driving Experience

El tour mundial del Mini Driving Experience tuvo su versión en Santiago de Chile con clientes e invitados especiales de la marca.

Todo un éxito fue la versión 2016 del Mini Driving Experience

En todo un clásico se ha transformado el Mini Driving Experience, el cual en su versión 2016 contó con la instrucción de los pilotos profesionales Matías Horta, Manuel Paredes, Pedro Devaud, Christian Cornejo y Víctor Márquez, los cuales enseñaron a todos los asistentes la mejor forma de conducir y disfrutar de los modelos Mini en las versiones deportivas Cooper S, para vivir al máximo el "karting feeling" tan característico de la marca británica.

El objetivo del Mini Driving Experience, realizado en el Club de Planeadores de Vitacura, es conocer las reacciones que genera el conductor frente al volante y educar sus reflejos para condicionar el instinto natural para sobrellevar con éxito maniobras imprevistas o de alto riesgo. En resumen, capacitar a los conductores para que aprovechen toda la tecnología de los vehículos.

El Mini Driving Experience comprende una jornada completa que incluye una clase teórica y distintos ejercicios prácticos donde se simulan situaciones de riesgo en tránsito urbano, para aprovechar al máximo las posibilidades de probar los distintos sistemas de seguridad como los frenos con sistema antibloqueo (ABS), distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBD), sistema de asistencia de frenado en curvas (CBC) y asistente de frenado, entre otros.

De esta forma, la idea es que todos los asistentes posterior a recibir su charla técnica, puedan salir a la pista a poner en práctica todo lo aprendido a bordo del Mini 3 puertas, Mini 5 Puertas y Clubman, todos en versión Cooper S para acrecentar aún más la deportividad.

“El Mini Driving Experience es la mejor forma en que podemos enseñar a las personas a conocer los modelos Mini, a entretenerse con ellos al máximo, pero al mismo tiempo a conducirlos de forma responsable y segura, sin dejar de lado la diversión que viene consigo al ponerse al volante de un Mini”, señaló Benjamín Band, Gerente Mini Chile.

La actividad contó con más de 300 invitados divididos en dos tandas: una en la mañana y la otra al atardecer, finalizando aproximadamente a las 23:00 hrs., lapso de tiempo en que los Mini respondieron de excelente manera a la larga jornada de exigencias tanto de clientes como de instructores de la marca.