Colo Colo 4 - Everton 0

Colo Colo conquista la Copa Chile con un Paredes letal

Con un tiempo le bastó al equipo de Guede para imponerse en el Nacional ante un decepcionante Everton. Paredes se consagró goleador del torneo.

Colo Colo cerró el año de la mejor manera, con una fiesta en el Estadio Nacional. Los albos impusieron su jerarquía y mayor ambición sobre Everton para golear por 4-0 y conquistar su 11° Copa Chile.

Los albos tuvieron como figura, para variar, a Esteban Paredes, quien marcó un doblete, se coronó goleador del torneo con ocho tantos y además superó el registro de 300 goles en su carrera.

El inicio del partido fue engañoso ya que los viñamarinos lucharon de igual a igual por la tenencia de pelota, pero las imprecisiones fueron demasiadas en la zona de ataque como para apurar a Garcés.

El goleador albo avisó dos veces antes de destaparse: a los 10' con un remate desde fuera del área que pasó cerca y en los 15' con tiro libre cruzado que pegó en el poste. Pero la apertura de la cuenta llegó gracias a Octavio Rivero, quien se contorsionó en el aire para cabecear un centro de Ramón Fernández y vencer a Lobos, quien reaccionó tardíamente.

Así, a los 25 minutos, se acabó el partido. Los dirigidos por Vitamina Sánchez se vinieron abajo y parecieron un equipo totalmente desgastado y abatido, sin armas para luchar por una remontada.

Así llegó el show de Paredes. A los 36' aprovechó un precioso pase de Suazo para vencer al arquero ex Colo Colo, y sólo dos minutos después, fue el turno de Rivero de dejarlo solo, tras un horror en la salida de Velásquez, y el zurdo no perdonó.

Los viñamarinos buscaron una variante con el ingreso de Leyton en el complemento, y aunque lograron instalarse en el campo rival, sólo tuvieron una chance con un remate de Ceratto a los 63'.

Luego de la salida de Paredes con un problema físico a los 66', faltaba el lucimiento de Martín Rodríguez. En los 66' el ex Huachipato realizó un excelente desborde y metió un preciso centro para que Fernández anotara de cabeza.

El resto del partido estuvo de más y lo único a rescatar fue la expulsión de Suárez a los 85' por bajar a Iván Morales cuando se iba solo para enfrentar a Lobos.

De esta manera Colo Colo conquista su primera Copa Chile desde 1996 y, seguramente lo más importante para los albos es la clasificación a la Copa Libertadores 2017 como Chile 3, tras un semestre donde fueron de menos a más y se quedaron como premio con el segundo trofeo más importante del país.

Para Everton el premio de consuelo será la participación en la Copa Sudamericana como Chile 4, tras una campaña que comenzó para el olvido, pero que de la mano de Sánchez se revirtió de manera notable y así pasa de ser un recién ascendido a poder mostrarse en la escena internacional.