MUNDIAL DE CLUBES

Proyectan un Mundial de 16 clubes que se realice en junio

La ECA quiere que el Mundial de Clubes se celebre en junio cada dos años (coincidiendo con los de la Copa Confederaciones) a partir de 2019.

La imagen desangelada, ayer, del Estadio de Yokohama preocupa a la FIFA.

La Asociación Europea de Clubes (ECA) le ha enviado una carta a la FIFA en contra de la ampliación del Mundial de Selecciones, pero a favor de la ampliación del Mundial de Clubes. La FIFA deberá tomar una decisión sobre ambas competiciones el próximo 10 de enero, en su primera reunión de 2017. La idea de su presidente, Gianni Infantino, es ampliar el Mundial de Selecciones a 48 países en la edición de 2026. Pero lo que quiere la ECA es que el Mundial de Clubes se celebre en el mes de junio cada dos años (coincidiendo con los de la actual Copa Confederaciones) y que el número de participantes se eleve a 16 a partir de 2019.

El formato con el que se trabaja para la ampliación del Mundial de Clubes establece cuatro grupos de cuatro clubes. Seis de ellos serían equipos europeos, entre ellos los dos campeones de Champions y de Europa League de los años inmediatamente anteriores al torneo. Lo mismo sucedería con los seis equipos sudamericanos, entre los que estarían los dos últimos campeones de la Copa Libertadores y de la Copa Sudamericana. El resto de los equipos, cuatro, saldrían de la clasificación de cada una de las otras confederaciones continentales.

Infantino, que durante sus años como secretario general de la UEFA mantuvo una gran relación con los clubes europeos, sufre ahora desde su cargo como presidente de la FIFA la presión de los grandes equipos para generar nuevas competiciones y con ello más ingresos. El problema es que esa expansión reduce el calendario de las Selecciones, que es la fuente de ingresos de la FIFA. Este será su primer conflicto de intereses con el nuevo presidente de la UEFA, Ceferin.

La solución puede estar en el reparto de una nueva competición más atractiva, que genere más ingresos por televisión y más interés para los espectadores. En Japón, salvo el Real Madrid, el resto de los equipos del actual Mundial de Clubes no tienen apenas tirón.