ESPANYOL

DT del Espanyol pide perdón por su abrazo a Messi

Quique quiso zanjar la polémica suscitada tras el derbi ante el Barça por el efusivo abrazo con el argentino. También habló del no encuentro con Luis Enrique.

Quique Sánchez Flores.
GORKA LEIZA DIARIO AS

El técnico del Espanyol habló en la previa del encuentro de Copa del Rey de este jueves ante el Alcorcón. A los blanquiazules les vale con un empate a cero tras el 1-1 de la ida, pero Quique Sánchez Flores no se fía y comentó que irán a ganar. Antes del inicio de la conferencia de prensa, el técnico quiso zanjar la polémica suscitada tras sus palabras en el derbi ante el Barça, el abrazo efusivo con Messi y decir que tenía múltiples camisetas de él porque su hijo es del Barça:

“Quiero dar mi punto de vista y transmitirlo a la hinchada perica, que es lo que más me importa. Lo que menos quiero es que a mi gente, la que está a mí alrededor, en ningún caso se vea frustrada y sorprendida por algún acto que le pueda disgustar. Quiere transmitir amor, cariño y generar una tendencia claramente positiva. Me he sentido frustrado por las reacciones de estos días. Si he causado una pena o máxima decepción a cualquier perico pido mil disculpas porque no mes mi voluntad y mucho menos desde la espontaneidad de mis actos. Estoy con la identificación por el Espanyol, de máximo agradecimiento por el recibimiento. Que si tienen que llorar que sean por alegrías y no por penas. He sentido frustración al saber que una reacción incomoda entre los pericos. Lo lamento. Que entiendan que lo que intento hacer desde mi punto de vista personal es tratar de la mejor manera posible a los rivales, así lo he hecho siempre sin distinción de equipos ni de categorías. Intento siempre representar lo mejor posible al Espanyol y que los aficionados se sientan orgullosos. Mil perdones si hemos herido la sensibilidad de los nuestros y seguiremos trabajando por conocer a la perfección la historia del Espanyol. Es imposible conocer los 116 años de historia en los meses que he estado aquí. Mil perdones, mil disculpas a la afición del Espanyol y espero que sigamos empujando para seguir creciendo y manteniendo nuestra relación porque es una de las armas fundamentales para que el equipo vuele”.

Tras ello, Quique Sánchez Flores empezó a contestar preguntas de la prensa:

Alcorcón: “Sabemos cómo es la Copa. Equipos ya cayeron ayer, otros caerán hoy y el resultado de la ida no es amplio. Nos favorece, pero no nos permite estar confiados. Tenemos que seguir creyendo y acertar con el equipo para hacer un gran partido ante los nuestros”.
Marc Navarro: “Es un jugador que tuvo muy mala suerte con la lesión la temporada pasada y apuntaba mucho. Javi López no se ha recuperado del golpe, Víctor Sánchez tampoco está bien. Hasta el último momento no sabemos si jugará o no, pero nos alegra que entre en la lista”.
La baja de Demichelis: “Es un jugador que tiene ofertas, va a elegir otro camino y me parece correcto. Respetamos que es un jugador que no está entrando en convocatorias y está pensando en otras cosas. No tuvo tantas oportunidades como el resto porque las tuvieron otros y las aprovecharon. Es un funcionamiento habitual dentro del equipo”.

¿Rotaciones o jugarán los titulares? “Lo único que sabemos es que cuando acabe el partido los jugadores descansarán y podemos elegir entre todos e intentaremos hacer un equipo competitivo”.

La dificultad de la Copa: “La dificultad siempre es el rival, que normalmente tiene un plan distinto al tuyo. Hemos hecho bien en no subestimar a ningún rival durante la temporada y seguiremos con esa idea. El Alcorcón ha pasado por fases mejores y peores, pero son eliminatorias de 180minutos y cambian los escenarios, los jugadores y las condiciones. Tenemos que intentar aprovechar nuestras condiciones”.

La resaca ante el Barça: “Del último partido tenemos muchas cosas y buenas sensaciones. Analizando bien el partdo hicimos muchas cosas bien, pudimos mejores en las transiciones, pero defender en tres zonas distintas de juego n oes fácil y lo hicimos. Es interesante cuando uno analiza dejar el resultado al lado. De partido a partido siempre intentamos mejorar”.

El no saludo con Luis Enrique: “Soy una persona simple, normal, tengo 51 años, he vivido ya mucha cosa. A mí alrededor solo quiero a gente sencilla y sana. No me gusta nada la polémica, soy feliz disfrutando de la vida. Cada vez distingo los momentos buenos de los malos para saber disfrutar. Todo lo que huela a raro no me interesa. Me siento molesto con este tipo de cosas. Me siento molesto con las preguntas y no me gusta defraudar a la gente. Si sucede procuro estar al margen. No quiero entrar por este camino”.

El equipo, evolución: “Tenemos muchas razones para ser felices. Hemos conseguido algo clave que era la conexión con la grada, hemos logrado que los aficionados crean en su equipo, que somos capaces de hacer algo importante. No es un camino fácil porque estamos en una de las mejores ligas del mundo. El grupo es excelente y lo podemos confirmar. Tenemos las condiciones necesarias para seguir creciendo. Queremos dar algo importante a los aficionados y que se consolide en el tiempo. Queremos alcanzar al séptimo puesto y cuando lleguemos queremos quedarnos. Queda mucho, estamos novenos y tendremos que pelear”.

Altas en el mercado invernal: “Estamos en contacto con Lardín y trabajamos para que todo mejore en los plazos que quedan. Pero el mercado de invierno es poco tentador para nosotros, no estamos muy convencidos de que nos vaya a dar soluciones. No debemos crearnos demasiadas expectativas. Si no se mejora seguiremos con los jugadores que tenemos”.

Roberto: “Hablé con él porque me interesaba saber cómo estaba mentalmente. Antes de poner a un jugador en un terreno de juego he de saber si se encuentra bien y si lo está, estará dentro del equipo”.

Ánimo de la afición: “La afición está espectacular. Tengo una conexión brutal, no vamos creando fricciones. Hay piel o no hay, alma o no. Desde el primer momento he creído que lo que hagamos ha de ser para ellos. Ensayo para demostrar y el equipo demuestra para ellos. Son el alma de los clubes. Cuando hemos estado mal, cuando nos ha costado introducirnos han estado ahí. Han estado soberbios, han tenido paciencia para poder salir de la agonía y nos han alentado”.

Su felicidad en el Espanyol: “Habríamos querido dar alegrías desde el princioio, pero ha sido un tiempo complejo. Mi felicidad es ver que estoy en el lugar adecuado. Tenemos un grupo diario de chicos excepcionales, que toda la gente del Espanyol merece la pena. Cuando uno siente que está en el lugar adecuado es feliz y lo soy”.