Sevilla de Sampaoli perdona y Real Madrid impone nuevo récord

  • 1ª Parte
  • 15'
  • 30'
  • 2ª Parte
  • 60'
  • 75'
  • 90'
Sevilla

9' Danilo

6' Mercado

45' Sale Joaquin Correa entra Jovetić

53' Jovetić

54' Sale Vietto entra Nasri

61' Iborra

64' Sale Mercado entra Vitolo

71' Jovetić

76' Iborra

Real Madrid

12' Lucas Vázquez

47' Marco Asensio

57' Sale Mariano entra Kovacic

62' Kovacic

63' Sale Lucas Vázquez entra Carvajal

71' Casilla

75' Sale Morata entra Benzema

82' Sergio Ramos

83' Casemiro

87' Marcelo

92' Benzema

SEVILLA 3 - REAL MADRID 3

Sevilla de Sampaoli perdona y Real Madrid impone nuevo récord

Sevilla de Sampaoli perdona y Real Madrid impone nuevo récord

MIGUEL MORENATTI

DIARIO AS

El elenco del ex DT de la Roja estuvo a dos goles de lograr la milagrosa remontada, pero en los últimos minutos el equipo de Zidane lo igualó para llegar a 40 duelos sin perder.Final Champions League 2017: Juventus-Real Madrid en vivo

La Copa viene a ser en el fútbol lo que la Davis en el tenis. El factor cancha y el patriotismo contagioso desfiguran el ranking. Pasó en Nervión, donde el Sevilla arrugó al Madrid, en partido desprovisto de figuras. La cosa no fue a más porque un sprint de 60 metros de Asensio culminado con éxito sofocó el incendio. El final del partido fue un western en el que el Madrid batió el récord de imbatibilidad (40 partidos sin perder) gracias a un gol de Benzema que fue obstrucción a la justicia. El valor del Sevilla mereció otra cosa.

En un partido en que los dos técnicos consensuaron que lo mejor está por llegar (el domingo, mismo escenario, casi la misma hora) y ofrecieron alineaciones de cartón-piedra, el Sevilla siguió al pie de la letra el manual de instrucciones de la remontada clásica: arrebato en el himno a capela, arrebato en la acometida inicial y arrebato para hacer el primer gol, el que encoge el ánimo de la víctima. Un gol producto del acoso y del azar, en centro intencionado de Sarabia y malentendido entre Casilla, Ramos y Danilo, que acabó con la ocurrencia de este metiendo la cabeza para firmar el autogol. Una pirueta que abría la eliminatoria.

Y así, el Sevilla, que se había ahorrado a Nasri y Vitolo, fue una especie de tempestad ante un Madrid sin armadura. Tres centrales, Kranevitter por delante y un frente de ataque amplísimo, con Sarabia y Escudero abiertos, Iborra y Correa empujando y Vietto y Ben Yedder dándole al gatillo. El franco-tunecino fue una ametralladora sin puntería. Casilla le advinó todas aunque no atrapó ninguna.

A vista de microscopio, el Madrid se reveló como un equipo fácilmente desmontable sin Modric, su servicio de inteligencia. Defendió con pocos y mal, plenamente expuesto a las contras, con Morata y Mariano en su mundo y el resto muy espaciado, sin norte ni conjunción, suspendido en esa ventaja del Bernabéu y en lo que se le ocurriera a Marcelo, bien en ataque y mal en defensa. Su mejor opción antes del descanso dibujó bien la situación: un despeje de David Soria que rebotó en Mariano casi fatídicamente. Un lance propio de un futbolista que parece una estampida. El Madrid, en cualquier caso, tuvo siempre una sensación de malestar general, de desapego al choque. Casemiro fue siempre su jugador de atención primaria.

El suspense quedó aplazado cuando Asensió recogió un despeje de Casilla, cabalgó 60 metros sin que Vietto pudiera pararle y marcó por bajo al borde del agotamiento. El resto resultó una vistosa verbena, con dos equipos con ida y sin vuelta, una danza frenética que ni Sampaoli ni Zidane pudieron parar con jugadores de buen sentido como Nasri o Kovacic. Jovetic debutó con buen gol de volea. Casilla le quitó otro, Ben Yedder rozó el tercero. Sampaoli, gran predicador de la fe, metió a Vitolo por un central y Zidane a Carvajal por Lucas Vázquez, maniobras indicativas de hacia dónde soplaba el viento. El gol de Iborra, en error de Casilla, fue premio de consolación. El de Ramos, en penalti a lo Panenka pidiendo perdón, un remate de faena torero. El de Benzema, en el 93', una tradición madridista que puso a salvo el récord. Viendo esto, ojalá llegue pronto el domingo.

0 Comentarios

Normas Mostrar