Chris Paul estará dos meses fuera y se perderá el All-Star

LOS ANGELES CLIPPERS

Chris Paul estará dos meses fuera y se perderá el All-Star

Chris Paul parará para operarse el pulgar izquierdo.

PAUL BUCK

EFE

Con Griffin aún de baja, el base será operado hoy de la rotura en el tendón del pulgar izquierdo. Promedia 17,5 puntos, 9,7 asistencias, 5,3 rebotes y 2,3 robos

Los Clippers están con una maldición. Una de las siete franquicias de la Liga que jamás ha disputado unas Finales (y la de mayor antigüedad de todas ellas) sigue encontrándose piedras por el camino con una facilidad pasmosa. El último golpe lo protagonizó esta madrugada su gran estrella: Chris Paul. Tras lesionarse en el día de Martin Luther King, las pruebas médicas confirmaron que el base sufre una rotura en el ligamento del dedo pulgar de la mano izquierda que le obligará este mismo miércoles a pasar por el quirófano. Se espera que permanezca de baja entre seis y ocho semanas. O lo que es lo mismo, no estará en el All Star de New Orleans y no podrá volver a jugar hasta el próximo mes de marzo. La buena noticia para él y para los angelinos es que sí podrá estar disponible para el último tramo de la Temporada Regular y para los Playoffs. De clasificarse, salvo catástrofe la presencia de la Lob City no corre peligro (a día de hoy ocupan la cuarta posición del Oeste con 11 partidos de margen respecto al noveno del Oeste) Glen Doc Rivers podrá contar con un Paul fresco de cara a tratar de acabar con otra maldición: ni los Clippers ni CP3 (cumplirá 32 años en mayo) jamás han disputado una final de Conferencia.

La baja de Paul supone quedarse sin un jugador capaz de marcar diferencias en ambos aros y que en 36 partidos disputados este curso promedia 17,5 puntos, 9,7 asistencias, 5,3 rebotes y 2,3 robos. Todo ello en 30,9 minutos por noche. Su incidencia en el juego de su equipo es descomunal. Valga este dato para entenderlo: con él sobre el parqué los angelinos han superado a sus rivales en 15,9 puntos por cada 100 posesiones. La mejor marca de toda la NBA. Entre finales y principios de año una molestias físicas le obligaron a perderse siete partidos con un desfavorable balance de 2-5. No obstante, durante las dos últimas temporadas los Clippers acumulan un 79-35 con él por un 5-12 sin él.

Su ausencia se une a la de la otra gran estrella de la plantilla. Blake Griffin (rodilla) se sometió a una artroscopia y lleva sin jugar desde hace justo un mes. El ala-pívot ha comenzado ya a entrenarse con precaución, por lo que su regreso no parece muy lejano. Aunque eso sí, no hay aún fecha fijada para el mismo. Ahora, la operación de Chris Paul podría adelantar unos días su vuelta. Con ambos fuera, el récord de los de Rivers es de 3-9 desde el comienzo de la 2015-16. De hecho, con su estelar dupla en el dique seco, fueron eliminados en los últimos Playoffs por los Blazers en primera ronda. Un gafe que no cesa.

Futuro

Aún más incierto se presenta el futuro a medio plazo de los Clippers. Chris Paul y Blake Griffin tienen contrato en vigor hasta el verano de 2018, si bien ambos podrían optar por salir al mercado este próximo mes de julio. Sin duda, un mal cierre deportivo del curso podría hacer que barajen otras opciones que permanecer en el club en propiedad de Steve Ballmer. Otra opción que había sonado con cierta fuerza las últimas horas era la posible llegada de Carmelo Anthony vía un traspaso que habría significado la salida de Griffin. Opción esta que parece descartada tras anunciarle Carmelo a Phil Jackson su intención de continuar en Manhattan.

0 Comentarios

Normas Mostrar