Donald Trump, el presidente que adora el golf, la WWE y a Nadal

DONALD TRUMP

Donald Trump, el presidente que adora el golf, la WWE y a Nadal

Donald Trump celebra su victoria sobre Vince McMahon junto al luchador Bobby Lashley en el WrestleMania 23 de la WWE en 2007.

Leon Halip

WireImage

El empresario, reconocido admirador de deportes con el golf o el pressing catch, tomará posesión de su cargo como presidente de los Estados Unidos este viernes.

Este viernes Donald Trump jurará su cargo como presidente de los Estados Unidos. El magnate, que se impuso en los comicios del pasado mes de noviembre a la candidata demócrata Hillary Clinton, se ha manifestado como un ferviente seguidor de deportes como el golf o el pressing catch, donde se le ha visto en algunas ocasiones sobre el ring.

Gran aficionado y notable jugador de golf

Trump alberga numerosos campos de golf en los resorts que tiene repartidos por Estados Unidos y por todo el mundo, y algunos de ellos acogen importantes pruebas del PGA y LPGA Tour, como el WGC-Cadillac Championship (desde 2013), el MET Open Championship (2014), el British Open femenino (2015) y está previsto que acoja el Senior PGA Championship y el US Open femenino en este 2017, y el PGA Championship en 2022. Además de ser un gran aficionado a este deporte, Trump también es un gran jugador con buenos registros (tiene un hándicap de 2,8), e incluso ha jugado con el ex número 1 mundial Tiger Woods y tiene cierta simpatía con la golfista Lexi Thompson, número 5 en el Rolex Ranking de la LPGA.

Protagonista en el ring en pressing catch

Una de las imágenes más famosas de Donald Trump en un evento deportivo es sobre un ring durante un espectáculo de pressing catch en la WWE en 2007. En la conocida como "Batalla de los Billonarios", Trump se midió con el dueño de la WWE Vince McMahon a puñetazos. Otra de las estrellas de la WWE, el mítico Hulk Hogan, también mostró su apoyo en campaña a Trump

Su deportista favorito: Rafa Nadal

En una de las visitas que Donald Trump realizó a España en 2011 desveló un secreto que ha vuelto a saltar a la palestra tras ser elegido presidente: su deportista favorito es el tenista español Rafa Nadal y lo argumentó de esta forma: "Hablamos de un chico que siempre quiere ganar. Siempre, siempre es un ganador". Sin embargo, el español no simpatiza con el magnate, tal y como confesó al medio digital El Español antes de disputar el Open de Australia: "Su forma de hablar a mí no me gusta porque no es el estilo que aprecio, su forma de expresarse... Como no soy de un perfil arrogante, no es mi estilo". En el mundo del tenis, Trump también se quedó prendado de la ya ex jugadora Ana Ivanovic, de quien dijo que era "la mujer más bella que he visto en mi vida".

Apoyo de la estrella de NFL Tom Brady

Desde que presentó su candidatura, el quarterback de los New England Patriots uno de los grandes jugadores de la NFL apoyó la candidatura del magnate a la Casa Blanca (de hecho en su taquilla tenía una gorra roja con el lema de campala de Trump, "Make America Great Again (Hagamos a Estados Unidos grande otra vez), hecho que le valió algunas críticas por parte de los aficionados, que confundieron también a la estrella norteamericana con un jugador británico de rugby. En el mundo del fútbol, donde probó éxito sin fortuna con la creación de la USFL, también recibió el apoyo del técnico Bill Belechick.

Promotor de Tyson y cercano a Mayweather

La relación entre el polémico púgil y el magnate comenzó en 1988 cuando Trump fue promotor de una velada entre Tyson y Leon Spinks, que se saldó con victora del primero. Pese a que llegaron a tener un encontronazo por escándalos amorosos (se relacionó a la esposa de Tyson con Trump), ambos mantienen una gran amistad. En las últimas fechas también se ha visto a otro boxeador, Floyd Mayweather, muy cercano con Trump.

La NBA, la asignatura pendiente de Trump

En el deporte de la canasta es donde Donald Trump tiene menos apoyos. Cuenta con el respaldo de la leyenda Dennis Rodman, miembrr del Big Three de los Chicago Bulls de los 90 junto a Michael Jordan y Scottie Pippen, y que también ha ejercido como seleccionador de baloncesto de Corea del Norte, y del jugador de los Atlanta Hawks Kris Humphries.

Sin embargo, Trump no es querido por muchos mitos de la liga como Hakeem Olajuwon o Kareem Abdul-Jabbar, ni tampoco por actuales jugadores de la NBA como Dwayne Wade, LeBron James, Joel Embiid o los técnicos de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich, o de los Detroit Pistons, Stan Van Gundy, que se mostraron muy críticos con Trump al conocerse su elección como presidente.

¿Logrará el sueño de los Juegos Olímpicos?

Este 2017 se conocerá cuál será la sede de los Juegos Olímpicos de 2024 y la ciudad californiana de Los Ángeles, que ya acogió el evento en 1984, es una de las candidatas junto con París y Budapest para albergar la competición. En un principio, se temió que la elección de Trump perjudicase a la candidatura angelina, pero Trump ha mostrado su apoyo a que la ciudad para lograr su ansiado sueño. Otras competiciones que pueden verse afectadas por la llegada de Trump son la candidatura para acoger el Mundial de Fútbol de 2026 o los procesos de expansión de torneos como la NFL o la NBA.

0 Comentarios

Normas Mostrar