GRIZZLIES 107 - KINGS 91

Marc Gasol y Randolph rompen a los Kings desde fuera

Sumaron 5/9 en triples, con tres para el español en el tercer cuarto. Hacía ocho años que su compañero en la pintura no anotaba más de un triple en un partido.

0
Marc Gasol y Randolph rompen a los Kings desde fuera
MIKE BROWN EFE

Los Grizzlies cerraron su mala racha —dos derrotas seguidas— con una exhibición ante los Kings (107-91). Hicieron daño desde el triple (11/28), pero con los pívots como protagonistas. A nadie le sorprende ahora la conversión este curso de Marc Gasol en una amenaza en el tiro exterior. El pívot de Sant Boi, en el arranque de la temporada, ya llevaba más triples encestados que en toda su carrera NBA (12). Ahora la cifra va ya por 57 (de 147, un 38,7% de efectividad), tras sumar tres (en el tercer cuarto) para batir a los Kings.

Este viernes tuvo un escudero de lujo y eso sí que es más sorprendente: porque fue Zach Randolph. El ala-pívot acabó el partido con 2/3 desde larga distancia y un triple desde más de diez metros que puso el 83-64 en el marcador. Randolph no anotaba más de un triple en un partido desde febrero de 2009, cuando firmó tres ante los Hawks. Han pasado casi ocho años desde entonces... "Hacía mucho que no conseguía algo así, no lo esperaba...", dijo el ala-pívot que se fue hasta los 20 tantos y 10 rebotes.

En los Grizzlies están encantados con el nuevo juego de los interiores. "Con esos lanzamientos es más difícil defenderlos y abren el campo para el resto al despejar la pintura", dice Mike Conley, la cabeza de estos Grizzlies que han anotado al menos 10 triples en 21 partidos esta campaña, incluyendo 12 de los últimos 16.

Marc estuvo inmenso: volvió a irse hasta los 28 puntos y tuvo mejor porcentaje de tres (3/6, un 50%), que de dos (6/13, 46,1%). Además, capturó 9 rebotes y repartió 4 asistencias. Los Grizzlies llegaron al descanso con una corta ventaja (49-42), pero remataron a los Kings en el tercero gracias al pívot español, que anotó 15 puntos. "Comenzamos bien, pero tras el descanso nos derribaron con sus lanzamientos y entramos en pánico. Consiguieron justo lo que querían", comentaba Ty Lawson (13 tantos y 5 asistencias). En Sacramento, nuevo doble-doble para DeMarcus Cousins (19 tantos y 10 rebotes) al que le costó defender a estos nuevos Grizzlies, donde la amenaza exterior viene de los interiores.