Las alternativas de Zidane en defensa para la 'final' de Vigo

REAL MADRID

Las alternativas de Zidane en defensa para la 'final' de Vigo

Las alternativas de Zidane en defensa para la 'final' de Vigo

JESUS ALVAREZ ORIHUELA

DIARIO AS

Con las lesiones de Carvajal y Marcelo y el 1-2 de la ida, deberá cambiar el once. Lucas y Nacho forman la opción más fiable.

Zidane se ha encontrado dos serios contratiempos en el peor momento de la temporada. Sin Carvajal y Marcelo el equipo blanco sufre en defensa y no es tan peligroso en ataque. El Madrid ya pagó las consecuencias, en su juego y en su equilibrio, ante el Celta en la Copa y frente al Málaga en LaLiga. Por este motivo, Zidane tiene tres días para darle vueltas a las posibles soluciones de cara al próximo miércoles. El estadio, Balaídos, y el resultado de la ida, 1-2, no permiten errores. El técnico francés deberá elegir entre dar continuidad a su plan de ayer en el Bernabéu, optar por dar entrada a Danilo para liberar a Lucas Vázquez de deberes en defensa que le mermen al desbordar o incluso por apostar por jugar con tres centrales como en el Sánchez Pizjuán, de inicio o durante el partido si lo necesita. Eso sí, arriesgando más que aquella vez y poblando un centro del campo que ahora ya acusa el cansancio. Todo dependerá de cómo evolucionen los tocados (Marcelo y Modric). Benzema y Cristiano serán fijos arriba.

Plan 1: Lucas Vázquez y Nacho en los laterales

Ésta podría ser la opción más lógica, por la sencilla razón que es la primera que eligió Zidane cuando tuvo que decidir y porque Danilo no termina de convencer. Ante el Málaga, el francés optó por poner a Nacho antes que al brasileño de titular y luego, cuando se lesionó Marcelo, prefirió reconvertir a Lucas en defensa antes que tirar de un jugador cuestionado. Zidane aseguró que Danilo tenía molestias y por eso no jugó. Quizás porque él también lo ve por detrás en las quinielas o, por contra, porque no quiso arriesgar con su estado físico debido a que piensa en él como titular inminente. Lo cierto es que Lucas y Nacho fueron de lo mejor ante el Málaga y la alineación de ambos en los laterales, con Ramos y Varane como centrales, daría de nuevo muchas variantes en Vigo. En defensa el Madrid seguiría con su habitual dibujo con cuatro atrás, emparejando a Lucas con Bongonda, la bala del Celta, y dejando a tres jugadores fijos con clara vocación defensiva (Ramos, Varane y Nacho) cuando el gallego se prodigue en ataque. El Madrid necesita arriesgar en Copa. Y poner un extremo de lateral tiene su sentido. El peligro de esta opción es que el Madrid podría ser demasiado previsible al volcarse demasiado por la derecha.

Plan 2: dar entrada a Danilo

El hecho de no jugar en el Santiago Bernabéu, donde le han pitado últimamente, la necesidad de ser más ofensivos en Copa (tiene mucho recorrido y si juega, Lucas estaría donde tiene que estar) y su partidazo la temporada pasada en Balaídos (1-3 con gol incluido), hacen que Danilo tenga muchas opciones de jugar en el lateral derecho en Vigo para dejar a Nacho en el costado izquierdo. Zidane dio a entender ayer en rueda de prensa que aunque Danilo tiene alguna molestia física, lo que de verdad no quiso con él es arriesgar: "No estamos ahora mismo para eso". De ahí que pueda tenerlo en sus oraciones para el once titular que debe intentar remontar un 1-2 por primera vez en su historia. "No me gustaría tener que volver a repetir con Lucas ahí", llegó a decir. No se sabe sin por convicción o para confundir a Berizzo. Si juega Danilo, el Madrid tendrá una banda muy ofensiva, pero también hay opciones de que crezca el peligro Bongonda. En la ida fue una pesadilla y Danilo tuvo que ser sustituido por no poder frenarle. Y, sobre todo, atendiendo a la fría estadística, aumentará la inestabilidad del Madrid y menguarán sus opciones de pasar a semifinales: siempre que Danilo jugó de inicio, el Madrid encajó al menos un gol.

Plan 3: tres centrales

Sin los laterales titulares disponibles, que son en los que de verdad confía Zidane para las noches importantes, tendría sentido utilizar un sistema el próximo miércoles que no los necesite. El 1-3-5-2 alternativo sería una variante al plan utilizado en el Sánchez Pizjuán hace una semana, donde las urgencias del Sevilla y las carencias del Madrid convirtieron ese novedoso dibujo en un 1-5-3-2 durante demasiados momentos. En esta ocasión, Nacho, Ramos y Varane seguirían siendo los centrales con la idea de poblar más un centro del campo que ante el Málaga dio síntomas de agotamiento. Pero en esta ocasión los jugadores más volcados en las bandas serían más ofensivos que Carvajal y Marcelo en la derrota de Sevilla. Lucas podría caer a la banda derecha en ese centro del campo con cinco hombres, siendo prácticamente un carrilero, mientras que esa función en el lado opuesto podrían cumplirla a la perfección Kovacic o incluso Asensio, siempre y cuando no llegue a tiempo Marcelo. Tanto el croata como el español son jugadores a los que le va la ida y la vuelta y, además, son muy trabajadores. Esta opción ultraofensiva de jugar restaría algo de desborde en banda en favor del juego por dentro y haría que Isco sólo pueda jugar de interior si Modric no sana a tiempo.

0 Comentarios

Normas Mostrar