NBA

La NBA, inquieta: ¿Cómo afecta el veto de Trump a 7 países?

La Liga se ha puesto en contacto con el departamento estatal para comprender cómo se aplicará la norma. Deng y Maker tiene raíces sudanesas, aunque de Sudán del Sur.

La NBA, inquieta: ¿Cómo afecta el veto de Trump a 7 países?

Donald Trump llegó a la Casa Blanca el 20 de enero y entre las cuestionadas medidas que ha adoptado en estos primeros diez días de mandato está el veto a la entrada de personas con pasaporte de siete países: Irak, Irán, Somalia, Sudán, Siria, Libia y Yemen. Tras conocerse la noticia, la NBA se puso en contacto con el departamento estatal para saber cómo podría afectar esta noticia a la Liga estadounidense. "Estamos recopilando información para comprender cómo podría aplicarse esta orden ejecutiva a los jugadores de la Liga que procedan de uno de los países afectados", dijo Mike Bass, portavoz de la NBA. "La NBA es una liga mundial y estamos orgulloso de atraer a los mejores de todo el mundo".

Dos jugadores actuales tienen raíces sudanesas —Thon Maker (Milwaukee Bucks) y Luol Deng (Los Angeles Lakers)— aunque nacieron en Wau, actualmente ciudad de Sudán del Sur. El primero tiene también pasaporte australiano (llegó allí siendo un bebé) y el segundo, que abandonó Sudán con cinco años, británico, aunque según publicaba Wall Street Journal, la prohibición también afectaría a las personas con doble nacionalidad. Existe aún cierta confusión sobre si el veto es aplicable también a los nacidos en Sudán del Sur, independiente desde 2011.

Los Bucks jugaron el pasado viernes en Toronto y Maker pudo regresar a Estados Unidos sin problemas. "Le agradezco a todos su preocupación por Thon. Él es un símbolo de lo que hace grande a Estados Unidos. Debemos continuar compartiendo las historias de los inmigrantes y refugiados que hacen grande a América", escribió en Twitter Alexander Lasry, vicepresidente de los Bucks. Ambos equipos planean consultar con el departamento estatal la situación de sus jugadores en caso de viajar a Canadá.

La NBA tiene varios programas, incluyendo Basketball Without Borders (Baloncesto sin Fronteras), para fomentar el desarrollo e invertir en jugadores de países menos desarrollados, incluido Sudán. Algunos jugadores con proyección están asistiendo a institutos y universidades americanos y podrían llegar a ser NBA. Algo que podría llegar a ser un problema con esta norma.

"No se puede juzgar a todos por las acciones de unos pocos"

Trump matizó que la medida "no es una prohibición antimusulmanes", pero la medida no ha sentado nada bien a esta comunidad. Rondae Hollis-Jefferson, jugador musulmán de los Nets, habló al respecto con The New York Post. "No se puede juzgar a todos por las acciones de unos pocos. Eso no está bien, no es justo. No se puede generalizar con los musulmanes porque los corazones de todos los musulmanes no son así. La mayoría de ellos son puros".