ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

WOLVES 113 - HEAT 115

¡Y van 11! Los Miami Heat sobreviven en Minnesota

Los Miami Heat estuvieron cerca de tirar por la borda una ventaja de siete puntos en poco más de medio minuto.

Actualizado a
¡Y van 11! Los Miami Heat sobreviven en Minnesota
Twitter/ NBA

Los mismos Miami Heat que arrancaron la temporada 2-8 y que llegaron a perder 18 de 22 no hace tanto. Los mismos, pero tan diferentes. Con el triunfo de ayer en Minneapolis, los de Spoelstra (merece todos los halagos del mundo) han ganado 11 partidos seguidos, la segunda mejor racha de la temporada en la NBA solo por detrás de los 12 consecutivos que ganaron los Golden State Warriors entre el siete y el 28 de noviembre. Increíble. Espectacular. Imposible, casi. Y ayer casi lo tiran todo por la borda en medio minuto...

A menos de dos del final, Goran Dragic (el mejor del partido: 33 puntos, nueve asistencias y 7/9 en triples... ¡falló los dos últimos!) jugó un pick&roll de libro que acabó en mate de Hassan Whiteside (19+13) y una ventaja de siete puntos para los Heat (114-107). A partir de ahí, el desastre: los Wolves fallaban y los Heat más. Tras varios intentos, un triple de Andrew Wiggins puso a los locales a cuatro puntos. Presión en toda la cancha y pérdida rival que acabó en 2+1 del alero: 114-113 a 22 segundos del final. Y aún se iba a poner peor la cosa para Miami. Por increíble que parezca, los Heat perdieron otro balón (James Johnson) y Wiggins lanzó a 10 segundos del final para poner a los suyos por delante. Falló, rebote de Whiteside y a la línea de libres. El pívot votó por la emoción y falló el primero. El segundo entró y los Wolves tuvieron una nueva posesión para empatar o ganar el partido con un triple. El balón volvió a las manos de Wiggins, que últimamente asume la responsabilidad en situaciones delicadas (ganó un partido en PHX no hace tanto), pero éste se encontró de nuevo con el hierro y el triunfo se escapó.

Ricky Rubio sigue con su buena racha en lo que a números se refiere (14+13) y Karl-Anthony Towns cerró el choque con 35 puntos (21 en la primera mitad: duelo tremendo con Dragic, que también sumó 21 en los primeros 24 minutos), máximo anotador del partido.

La increíble racha de los Heat continúa. Próxima parada, Milwaukee.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?