ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Champions League

Prensa del mundo y caída del Barça: "Destruido y humillado"

Los medios hicieron eco de la goleada al Barcelona y ensalzaron la figura del DT Emery, calificando el partido del PSG de "exhibición".

Actualizado a
Prensa del mundo y caída del Barça: "Destruido y humillado"

Un viaje por los medios de todo el mundo refleja la dureza empleada por las crónicas para ilustrar la goleada que recibió el Barcelona ante el PSG en los cuartos de final de la Copa de Europa. Humillado, aplastado, destruido, destrozado o pisoteado aparece en las crónicas y análisis haciendo referencia a los de Luis Enrique. Para los de Emery, por su parte se acabaron los elogios: Exhibición, increíble, fantástico... La mayoría de los medios coinciden en que el Barcelona está virtualmente eliminado y que para evitarlo necesita un milagro.

L’Equipe: Increíble exhibición. Con una magnífica actuación el PSG ha aplastado al Barça. Di María hizo dos, Cavani uno y Draxler otro. Impresionante partido del PSG, que fue superior durante todo el encuentro. Ante el gigante catalán los parisinos demostraron su mejor versión de toda la temporada con la recete de Unai Emery: agresividad y rápida salidas al ataque. El primer tiempo fue una verdadera obra maestra y el PSG tiene casi los dos pies en los cuartos de final tras machacar a uno de los grandes.

Le Figaró. Un fantástico PSG aplasta al Barcelona ya ve los cuartos de final. Los parisinos golearon al Barça en un partido increíble e intenso. La presión en la primera parte avergonzó al Barcelona. Sólo una mala noticia: la lesión de Verratti. Con este 4-0 el PSG puede ir al Camp Nou con total serenidad.

Le Monde: Un sensacional PSG aplasta al Barcelona. Los de Mery fueron muy superiores durante los 90 minutos. El PSG finalmente ha domesticado su "némesis". Gruñendo, mordiendo, los parisinos fueron muy superiores desde inicio del juego, con un Barça muy discreto.

Olé. Qué paliza, Angelito. Di María metió dos golazos, fue figura y el PSG le ganó 4 a 0 al Barcelona en un baile histórico, por la ida de los octavos de final de la Champions. Draxler y Cavani completaron el paseo, en el día del cumpleaños de Angelito, que fue reemplazado. Angelito Di María y el PSG vivieron una de sus mejores noches de su historia. Messi jugó tan mal como sus compañeros. Resultó muy sorprendente la superioridad y el altísimo nivel del PSG, como la baja respuesta y la nula capacidad de reacción del Barcelona.

Ampliar

Globoesporte: Besos, MSN. Un paseo: el PSG pisoteó al Barcelona, con un Dí María espectacular y tiene un pie en los cuartos de final. El PSG realizó uno de los mejores partidos de la historia y sin exagerar, el Barcelona necesita ahora un milagro para poder remontar en el partido de vuelta.

Ampliar

ESPN. El Barcelona pierde el prestigio en París. Aplastado, destrozado y humillado, el Barcelona sufrió la peor derrota de los últimos cuatro años en la Champions. Un 4-0 sin discusión ninguna a manos de un PSG lanzado y que le hizo trizas como no pudo imaginar ni en la peor de sus pesadillas. Una noche de gloria para los parisinos y de pesadilla para los españoles. Arrasó el campeón francés por un incontestable 4-0 a un rival invisible que tuvo a su mejor jugador en Ter Stegen, el portero que salvó no menos de tres ocasiones mortales que podrían haber trasladado al marcador un resultado ya de epopeya.

La Gazzetta: Super PSG, Barça destruido. Doblete de Di María y Messi nulo. Dulce noche del Día de San Valentín. Hecho para enamorarse. Pero para un equipo que parecía destinado a recibir otra bofetada a la ya habitual del Barcelona. En su lugar, se puso el traje de noche más seductor, lo que le hace hermosa y ciega a como Messi, Neymar y Suárez, dejándoles sin palabras por su belleza. Una demostración de la nobleza de fútbol del PSG para una noche histórica, construida con dos goles de Di María y los goles de Cavani y Draxler: un 4-0 difícil de olvidar. Una obra maestra impredecible. Un logro histórico que enamoró a todo el estadio y a toda una nueva generación de fans.

Mirror. El Barça está fuera de los cuartos de final después de una dura exhibición del PSG. Deslumbrante exhibición del PSG en el Parque de los Príncipes para derrotar al Barcelona, que ahora necesita un milagro para poder pasar a los cuartos de final. Sólo Neymar tuvo un propósito en su juego durante la primera mitad, ya que sus compañeros de equipo llegaron tarde a cada pelota.

A Bola. El PSG humilla al Barça en el Parque de los Príncipes. El Paris Saint-Germain está prácticamente clasificado para los cuartos de final de la Champions después de golear, por extraño que parezca, al todopoderoso Barcelona. Dí María, el día de su cumpleaños, hizo dos goles.

Deportivos de Cataluña: "Herido de muerte; un equipo sin alma, sin orgullo..."

Mundo Deportivo. El PSG arrolla a un Barça herido de muerte. A años luz de la actitud y la intensidad del PSG de Unai Emery, el Barça ha vivido hoy su noche más dolorosa de la historia reciente. Los franceses han emulado el 4-0 del Bayern en la semifinal de 2013. Unai Emery enchufó a los suyos y su plan salió perfecto. Ni la sentida baja de Thiago Silva afectó a un equipo que mareó al Barça alcanzando un 61% de posesión en el primer cuarto de hora. La herida es profunda, casi irreparable.


Sport. El Rey abdica en el Parque de los Príncipes. El Barça depende de un milagro, de un partido perfecto, redondo, sin errores y sin fisuras para estar en los cuartos de la Champions. Los de Luis Enrique jugaron el peor partido de los últimos años convirtiéndose en una caricatura de lo que fue. De principio a fin fueron un equipo sin alma, hundido, sin orgullo ni corazón. Una marioneta en manos de un PSG que destrozó a su rival, una imagen borrosa e irreconocible. El rey abdicó quitándose la corona y estrellándola, violentamente, contra el césped del Parque de los Príncipes. El rey ha muerto. Viva el rey.

Prensa generalista de España

El País. Vergonzoso y catastrófico Barça. El Barcelona del tridente quedó petrificado en París. Anoche fue un cartel, o si se quiere un póster pasado de moda, arrancado por un sensacional PSG. No hubo noticias siquiera de Messi. Tampoco compitió, como se espera siempre de un equipo de Luis Enrique, desbordado también por Emery. El desplome azulgrana fue rotundo, individual y colectivamente, física y tácticamente, incapaz de decir ni pío ante la tunda que le cayó encima en los distintos pasajes que tuvo el partido de París, muy bien diseñado por Emery. El fútbol sutil y entre líneas de Di María y las potentes llegadas de Matuidi desmontaron al Barça, muy abierto y diseminado en la cancha por el ambicioso despliegue del PSG.

El Mundo. El Barcelona muere en París. ¿Recuerdan aquel Barcelona que respetaba el balón? ¿Aquel equipo que era capaz de gobernar a cualquiera al compás de un sinfín de pases siempre indescifrables para el rival? ¿Aquel grupo que cuidaba su centro del campo porque entendía que un corazón nunca podía quedar expuesto a la peligrosa temporalidad de las áreas? Pues ya no existe. Ya es un espantajo.

ABC. Un Barça humillado dimite en París. Los de Emery firmaban su página más brillante a costa de un rival que nunca dio la sensación de haber regresado del descanso. Fue algo más que una derrota: fue una dimisión. Dolió la derrota pero sobre todo cómo se cayó. Sólo Neymar intentaba algo. Peor que el resultado fue la actitud, la pasividad, como si una época se hubiera acabado y los zares contemplaran sentados, cabizbajos y seguros de que sólo la muerte les aguarda, cómo las hordas les saquean el palacio.

La Razón. El PSG noquea al Barça. Los signos que indicaban que el Barcelona no andaba fino irrumpieron en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones contra el París Saint-Germain, que desarboló a los azulgranas (4-0) y les condenó a una remontada épica en el Camp Nou para poder jugar sus décimos cuartos de final consecutivos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?