FÓRMULA 1

Haas trabajará dos turnos en las pruebas de Barcelona

Cuando la actividad cesa en el circuito no para en los boxes. Steiner explica cómo se reparte el trabajo en la formación americana.

0
Los miembros del equipo Haas trabajando en el pit lane.

La próxima semana a estas alturas los equipos estarán inmersos en plena jornada de test. Sus primeros camiones ya están llegando al Circuit de Barcelona-Cataluña para formar el paddock, en las fábricas se juntan todas las piezas para ensamblar los coches y los trabajadores acumulan fuerzas para afrontar jornadas exhaustas de trabajo. La actividad en la pista se iniciará cada día a las 9:00 y concluirá a las 18:00 con una hora de descanso entre medias para comer, pero algunos no pararán en todo el día, estarán las 24 horas activos, como el equipo Haas.

Hay demasiadas cosas que hacer y todo el tiempo por aprovechar. El trabajo no acaba cuando cierra la pista y la formación americana no interrumpirá su actividad aprovechando que no hay toque de queda. "No hay descanso nocturno obligatorio, así que tendremos un turno de día y otro de noche. El nocturno llega a las 18:00, cena con el diurno para comentar lo sucedido durante el día y luego trabajan hasta el amanecer. Después, desayunan juntos, el turno diurno hace el test y el nocturno se va a dormir", cuenta Gunther Steiner en 'Speedweek'.

Después de esos días de grandes esfuerzos, toca descanso obligado para no llegar pasados de vueltas a Melbourne: "Debido a que sólo usamos un coche, tenemos un equipo completo para un test y otro para el segundo. Esto no siempre es fácil porque algunos no quieren volver a casa, pero es importante que tengan un fin de semana libre antes de viajar a Australia. Después de los segundos test, los coches se desmontan y luego se llevan a Australia. Tienes que tener mucho cuidado o de lo contrario la gente se quemará".

Será el segundo año de Haas en la F1 y tienen la lección aprendida. "La primera semana trata de asegurarse de que todo funciona como estaba previsto y la segunda de sacar cada vez más potencia del coche. Es crucial hacer el vehículo lo más rápido posible porque estas pruebas construyen las bases para el resto del año. Queremos conducir tanto como sea posible y evitar incidentes como los de 2016, cuando tuvimos grandes problemas mecánicos. Esperamos que esta vez vaya a mejor", concluye Steiner. Tanto trabajo debería verse recompensado.