El killer Rui Costa aprovecha el marcaje de Nairo y Contador

CICLISMO | ABU DHABI

El killer Rui Costa aprovecha el marcaje de Nairo y Contador

El killer Rui Costa aprovecha el marcaje de Nairo y Contador

ANSA

El portugués logró su segunda victoria de 2017 y sentenció la general de la carrera de su equipo, Abu Dhabi, con una subida de mérito a Jebel Hafeet.

Rui Costa, quizá el corredor con mejor olfato y capacidad de remate, logró una victoria de prestigio en la etapa reina de su ronda: el Tour de Abu Dhabi. El portugués, campeón mundial en 2013, ya lo avisó en la previa: “Competimos en nuestro país, ante nuestros patrocinadores. Pretendemos conseguir cosas bonitas”. Abu Dhabi rescató el fallido proyecto del TJ Sport, que heredó la estructura del Lampre, y ahora se ha incorporado un potente sponsor: Fly Emirates. “Se trata de una manera genial de celebrar. Era un objetivo prioritario alcanzar el triunfo aquí (su segundo de 2017 tras un parcial en San Juan)”, señaló el virtual vencedor de la general.

Después de un ataque a siete kilómetros de coronar Jebel Hafeet, Rui Costa superó sin problemas a Ilnur Zakarin, que carece de su punta de velocidad. El pregonado duelo entre Nairo Quintana y Alberto Contador bloqueó sus aspiraciones... y permitió a los demás moverse con total libertad. Donde iba Nairo, le seguía Contador. Hasta cinco veces lo probó el colombiano, y en las cinco no se despegó del madrileño. Su marcaje resultó tan excluyente que no parecían interesados en nada más que en medir aceleraciones y vatios. El Trek contaba con la baza de Mollema, pero la jugó tarde. La estrategia de Movistar, que apretó desde el inicio de la subida, se entendió peor: Nairo nunca apostó a ganador.

Andreetta (Bardiani-CSF), Brutt (Gazprom-Rusvelo), Clancy (Novo Nordisk) y Marangoni (Nippo-Fantini), los cuatro aventureros del día, fueron atrapados en la base de Jebel Hafeet, cuando la figura de la montaña se levantaba amenazante en el desierto. Sin embargo, los once kilómetros de ascensión al 6%, con rampas del 11%, no desataron la batalla deseada. La calzada, prácticamente una autopista de tres carriles, dejaba hacerComo Nairo y Contador. Y Rui Costa, instinto de killer, lo aprovechó con valentía, calidad y acierto.

0 Comentarios

Normas Mostrar