Los pilotos anticipan cuál será la principal dificultad este año

FÓRMULA 1

Los pilotos anticipan cuál será la principal dificultad este año

Sebastian Vettel con el Ferrari perseguido por Valtteri Bottas con el Mercedes durante los test de Montmeló.

ALBERT GEA

REUTERS

Hamilton y Massa coinciden en señalar que el aumento de la fuerza aerodinámica hace más complicado seguir y pasar a los contrarios.

Las nuevas reglas traían consigo una certeza, que los coches iban a ser mucho más rápidos en el tiempo por vuelta, aunque está por ver cuánto, y una preocupación, los adelantamientos. Hay dos corrientes de opinión que apuntan a direcciones totalmente opuestas: una defiende que será más difícil verlos, y otra que será más fácil. ¿Cuál de las dos es la correcta? Pues según lo que opinan algunos de los pilotos que participaron en el primer día de test en Montmeló por desgracia gana peso la primera.

Hamilton pensaba desde un principio que sería más complicado y tras su primer día al volante lo ha corroborado: "Fui detrás de un par de coches en la pista y era más difícil seguirlos, como esperábamos. Además, en este momento los neumáticos son tan duros que no se degradan, simplemente siguen durando y durando. Así que lo más probable es que veamos más estrategias de una parada ya que no hay degradación, y por tantos menos errores y adelantamientos. Esa es mi predicción, podría estar equivocado, lo averiguaremos".

"Definitivamente desde el punto de vista de la conducción, es mucho más agradable para el piloto", señala Massa en un primer acercamiento positivo, para seguidamente hablar del negativo: "Para el espectáculo, no lo sé. Estoy seguro de que será más difícil adelantar. Pilotando detrás de los coches se pierde mucha más fuerza aerodinámica, el coche también es mucho más grande. Vamos a ver, pero creo que será más difícil de adelantar". Dos de dos, ¿qué opinará el tercer piloto cuestionado al respecto?

Pues Ricciardo no se quiere mojar aún, quizá porque algunos de sus jefes en Red Bull son defensores de la teoría contraria, la favorable al adelantamiento. El australiano habla más de sensaciones: "Aún no me han sorprendido los nuevos coches, tienen mucho más que dar. La pista estaba fría y los neumáticos no estaban en su temperatura óptima, pero Lewis fue más rápido que la pole de 2016, así que seguro que serán más rápido. Apenas hemos rasgado la superficie, queda mucho más por venir". Queda todo, pero una teoría gana ventaja…

0 Comentarios

Normas Mostrar