Temas del día Más temas

El futbolista emotivo y encantador

El futbolista emotivo y encantador

Misérrimos diez minutos. Matías Fernández apenas alcanzó a estirar las piernas en su anterior titularidad en la Serie A por el Milan. Solo jugó un breve instante en el 4-1 sobre el Empoli antes de que una molestia muscular lo obligara a dejar la cancha. Ocurrió a fines de noviembre del año pasado. Fue muy similiar a lo que el volante de la Roja vivió contra Bolivia por las Eliminatorias un par de meses antes. Recién había ingresado en el Monumental y tuvo que ser sustituido. Desde ahí desapareció de la Selección.

Hoy, el panorama es realmente distinto para el 'Mati'. En la victoria por 1-0 frente a Genoa fue titular por segunda vez en su paso por el Milan. Actuó hasta el minuto 74 y marcó el gol que le dio el triunfo al cuadro local. Después del partido, Vincenzo Montella, el DT del chileno, dejó en claro que mantiene su fe intacta en las condiciones del mediocampista. Esto, a pesar de los rumores que lo sitúan volviendo a la Fiorentina una vez concluido su préstamo en uno de los equipos más grandes de Italia.

“Estoy muy contento por 'Mati', fue una jornada perfecta. Él es un muchacho algo emotivo, pero con grandes cualidades. Es un tipo encantador, es bueno verlo entrenar, aún mejor verlo jugar y anotar”, expresó Montella, quien dirigió a Fernández en la Fiorentina e hizo el máximo esfuerzo para llevarlo al Milán por la actual temporada.

La época bullante del 'Mati' en la Roja coincide con la etapa fundacional del actual ciclo de logros históricos. Junto a Humberto Suazo fue el mejor jugador en la era de Marcelo Bielsa en Chile entre 2007 y 2011. Como volante de enlace, apuntalado por dos mediocampistas centrales o por una línea de tres en el caso de que la defensa se compusiera por igual número de zagueros, era el nexo perfecto con el sector ofensivo.

Movedizo en la creación y con una voluntad de hierro para el recorrido defensivo, su titularidad no aceptaba discusión. Tal era su estatus, que Jorge Valdivia, cuando se ganó un espacio en el equipo, tuvo que hacerlo como '9', unos metros más adelante en la cancha, como eje de los extremos habituales que alínea Bielsa. Sorprendía en ataque gracias a su disparo de media distancia y mediante cambios de ritmo, tras recepción del espalda y giro con control orientado, para desequilibrar a las defensas adversarias.

Ese jugador ya no existe. Ni en Chile ni en Italia. Fernández es hoy un mediocampista interior y no un volante ofensivo o mediapunta, como en su época brillante en la Roja. El gran cambio ocurrió precisamente bajo la mano de su actual DT, Vincenzo Montella. Antes de coincidir en el Milan, el italiano lo reconvirtió en un mediocampista interior, un '8'. En la Fiorentina, en su mejor año en Europa tras abandonar Colo Colo, el 'Mati' brilló como interior derecho, en muchas jornadas a la diestra de David Pizarro, el único '6' del cuadro viola.

Su actual funcionalidad calza precisamente con los requerimientos de Juan Antonio Pizzi en la Selección. El DT de Chile utliza el misma sistema de juego (1-4-1-2-3) que emplea Montella en el Milan. Entonces, Fernández disputaría un lugar frente a Charles Aránguiz y Arturo Vidal, los volantes interiores derecho e izquierdo, respectivamente. Esto, eso sí, considerando el mediocampo madre de la Roja, que incluye además al lesionado Marcelo Díaz como único '6'.

Sin embargo, como era de suponer, a raíz de su seguidilla de lesiones en Italia, el 'Mati' brilla por su ausencia en la Selección. Tal vez, si el episodio de este fin de semana en la Serie A se transforma en una regularidad, la contingencia pueda variar. Se viene la recta final de las Eliminatorias y mientras mayor sea el universo de jugadores, mucho mejor es la cosa.

Para mantener esta tónica, Fernández cuenta con el crédito total de Montella en el Milan, fascinado por su emotividad y encanto. Atributos, eso sí, en las antípodas de los rasgos de quienes campean en su puesto en la Roja (Vidal y Aránguiz). Finalmente es Pizzi el que toma las decisiones. Si el DT de Chile opta por pasar del 'volcanismo' en el mediocampo a un estado de agudización de los sentidos y la cerebralidad, ya tiene un tipo a quien echar mano.

0 Comentarios

Normas Mostrar