Entrevista Christian Thompson

Thompson, el héroe fugaz de la U que hoy trabaja en la minería

En el 2003, Christian Thompson jugó el partido de su vida. Le anotó un gol a Claudio Bravo y, aunque sea por unos días, dejó atrás el anonimato.

0

El 31 de agosto del 2003 es una fecha que Christian Thompson no olvidará. Ese día, a los cuatro minutos de juego, dejó de ser ese desconocido fichaje que había llegado de Antofagasta, para entrar en la historia de los clásicos y convertirse, al menos por unas horas, en el héroe de la U.

"Era una jugada preparada que trabajábamos siempre. El córner lo tiró Rodolfo Moya y pivoteó Marcos González. Fue el único que hice en la U y, sin duda, fue el más importante de mi carrera. Tras anotar, corrí no más, no atiné a nada, como uno no está acostumbrado a hacer goles, jajajá. Mis compañeros me tomaron y me tiraron al piso", rememora.

-Debe haber sido una semana muy distinta la posterior a ese partido...
-Sí, un poco. Salí en diarios, en la tele, aunque el gol se opacó por la agresión a Nelson Pinto que hizo que el partido se suspendiera.

-¿Tiene guardado ese gol?, ¿lo ve?
-Sí, tengo un video. Le muestro siempre ese gol a mis hijas que son chicas y no me vieron jugar. Me dicen, 'papá, fuiste jugador profesional, saliste en la tele, jajajá'. Igual la gente del fútbol y los amigos siempre me recuerdan ese partido.

-¿Por qué no siguió en la U?
-Tenía la rodilla destruida, entrenaba y se me inflamaba. Traté de aguantar, pero llegué a la U con tres operaciones. En Antofagasta entrenaba menos días y me guardaban para el partido, pero la U es otra cosa y al final daba ventaja. Regresé al norte, me operé por cuarta vez y en 2006 ya no di más.

-¿Y qué fue de su vida tras dejar el fútbol?
-Estuve ligado a una escuela de fútbol durante un año, pero después estudié mantención y operación de equipos mineros de alto tonelaje, así que me dedico a eso, me ha ido bien. ¿Si juego fútbol? Poco, con suerte una vez al mes y la verdad es que terminó muy mal.