Motormercado

Changan CS75 Elite: ahora automático y turbo

Changan CS75 Elite: ahora automático y turbo

Probamos el nuevo Changan CS75, versión 1.8 turbo, un SUV de origen chino con una excelente relación precio calidad, ideal para quienes buscan un completo equipamiento a un conveniente valor
Jarry - McDonald en vivo: Wimbledon 2018, segunda ronda

El Changan CS75 fue lanzado en septiembre de 2016 en un evento realizado en los cerros de Valparaíso y estaba disponible en dos versiones: Comfort y Luxury. Ahora se suma la versión Elite, con motorización bencinera 1.8, turbopropulsado y caja automática. Este SUV se destaca por interesantes atributos en equipamiento. Con un amplio espacio interior y buena materialidad de sus componentes, es muy cómodo para su uso en ciudad, y en carretera demuestra mejores cualidades.

Medimos su consumo de combustible resultando un rendimiento mixto de 10 kilómetros por litro. En carretera, 13.5 kilómetros por litro, y en ciudad, unos bajos 8.1 kilómetros por litro. La ruta elegida para la prueba de carretera fue Santiago-Concepción-Santiago. El Changan CS75 se muestra confortable en todo momento, suave de suspensión, probado con cuatro personas a bordo. Gracias a su nuevo turbo, el auto nunca muestra falencias de fuerza al momento de enfrentar pequeñas colinas o pendientes que tenga el camino, como por ejemplo, en la complicada Autopista del Itata.

Es un vehículo pensado en la seguridad para viajar. La versión Elite cuenta con 6 airbags frontales, laterales y de cortina, y 5 estrellas de seguridad de la C-NCAP. El maletero ofrece 590 litros de capacidad para llevar varios bultos. Para las cuatro personas que íbamos en viaje, de espacio no tuvimos problemas.

La cámara de retroceso, las barras protectoras laterales, anclaje ISOFIX, el control de estabilidad, control de tracción, sistema de asistencia de frenado, ayuda de partida en pendiente y sistema de frenado de emergencia son características que se suman a la oferta de seguridad de este SUV.

En cuanto a diseño exterior llama la atención por la robustez y el despeje del suelo que tiene 190 mm de distancia mínima. Si a eso sumamos el largo total de 4.650 mm, tenemos un CS75 con mucha presencia, que se nota al andar. Los vidrios cuentan con filtro UV y tiene techo panorámico, lo que le da el toque de personalidad necesario.

La motorización cumple bastante bien para las dimensiones y peso del auto. Nunca sentimos una falta de potencia: al contrario, superó con creces nuestras expectativas en carreteras donde las pendientes se hacían más pronunciadas. Motor de una cilindrada de 2.0 litros tecnología BlueCore (desarrollada por Changan) de 16 válvulas y 4 cilindros VVT. Desarrolla una potencia máxima de 156 HP a 6.000 RPM y 200 NM 4.000 RPM.

Los neumáticos de fábrica son los ya conocidos Giti Comfort que vienen con la mayoría de los vehículos de origen chino, medidas 225/65 R17, para todas sus versiones.

Hilando más fino, la suspensión trasera no fue de nuestro completo agrado: es una independiente tipo Multi-Link, que ante baches más duros, no copiaba todo lo que hubiésemos querido. Sin embargo, la delantera tipo McPherson, mostró excelentes reacciones ante rápidas maniobras sin el efecto de “clavarse” en demasía. A eso se une un buen radio de giro y una dirección asistida eléctrica muy cómoda a la hora de manejar. Estas pruebas las pudimos hacer en el kartódromo del Club Hípico de Concepción, donde además hicimos estos exigentes testeos de frenado y maniobrabilidad.

En resumen, uno de los muy buenos productos de origen chino que sin dudas, y que para nosotros está en el tope en cuánto a relación precio-equipamiento. Ideal para una familia que quiere viajar con comodidad y seguridad, y aspiran a contar con su primer SUV o renovar el crossover actual.

0 Comentarios

Normas Mostrar