Vídeo Viral

El Mario Kart de la vida real

Sam Pilgrim nos demuestra en este vídeo que con velocidades de hasta 60 km/h, el Skyline Luge de Rotorua es un sueño hecho realidad.

0
Skyline Luge, Mario Kart vida real
Sam Pilgrim/Facebook

A finales del mes pasado el biker Sam Pilgrim viajó a Nueva Zelanda para participar en el Crankworx Rotorua, evento inaugural del FMB Diamond Series. Lo que entonces no sabía el británico es que un vídeo suyo iba a dar la vuelta al mundo, y poco iba a tener que ver con las dos ruedas.

Más de 20 millones de visualizaciones en una semana atestiguan que esta atracción neozelandesa ha despertado el interés de mucha gente. Se trata del Skyline Luge, un circuito por el que se desciende con un carro de tres ruedas al más puro estilo ‘Mario Kart’ como bien demuestran Sam Pilgrim y compañía. Alcanzando velocidades cercanas a los 60 km/h, el trazado cuenta con curvas, peraltes y hasta túneles que hacen de cada bajada toda una aventura.

Gravedad, pericia y pura adrenalina

Las vistas desde lo alto al lago Rotorua.

Las vistas desde lo alto al lago Rotorua.

El de Rotorua es una de las 6 instalaciones de este tipo que hay en el mundo —existe otra más en Nueva Zelanda, dos en Canadá y Singapur y Corea del Sur cuentan con otra cada uno— que tan solo utiliza la gravedad y un circuito bien ideado para ofrecer una experiencia única donde la adrenalina brota sin cesar. El manillar del carro sirve para trazar las curvas y controlar la velocidad —moviéndolo hacia atrás se activan los frenos—, pero sin duda la pericia del piloto es lo que lleva a conseguir épicas bajadas como la que se muestra en el vídeo.

Pese a la extrema demostración de Pilgrim y sus secuaces, el Skyline Luge de Rotorua es una atracción para todos los públicos con tres líneas diferenciadas de iniciación, nivel intermedio y experto que varían su longitud de uno a dos kilómetros. Situado en un paraje idílico de la Isla Norte de Nueva Zelanda, se accede a lo alto del circuíto con un telesilla permitiendo realizar numerosas bajadas en un solo día. ¿A quién no le gustaría probar esta experiencia?