Temas del día Más temas

El directorio de la Fetech se defiende y descarta renunciar

Tenis

El directorio de la Fetech se defiende y descarta renunciar

El directorio de la Fetech se defiende y descarta renunciar

La directiva de la Federación de Tenis aclaró que no tienen nexos con José Hinzpeter y se desligan de la responsabilidad por no cumplirse la promesa de una lista unitaria.

Un día se demoró la nueva dirigencia de la Federación de Tenis en responder a la dura carta del equipo de Copa Davis y Fed Cup, donde les pedían dar un paso al costado por su falta de experiencia y supuestos vínculos con José Hinzpeter.

En una carta publicada en el sitio oficial, el directorio asegura que "fue elegido en un proceso electoral democrático y transparente, en el que participaron las 9 asociaciones que están legalmente constituidas en nuestro país, esto es la totalidad de las asociaciones que cumplían los requisitos legales para ser miembros de la Federación de Tenis de Chile".

Así dejan en claro que no darán un paso al costado: "Asumimos la responsabilidad dirigencial de conducir el tenis chileno y eso lo haremos con estricto apego a la legalidad que se ha conseguido, con un alto costo para el tenis nacional".

También se defendieron de las acusaciones de romper el acuerdo para presentar una lista unitaria a las elecciones al detallar que "a pocos días del acto eleccionario, en forma unilateral y por razones de convicción personal, más otras de carácter estatutario, insalvables, provocaron que este acuerdo no se pudiera concretar. Esto lo decimos categóricamente, no fue responsabilidad de esta directiva ni tampoco generó un conflicto con la directiva saliente".

Carta completa Fetech

Junto con saludarlos y considerando que este Directorio ha tomado conocimiento del planteamiento público efectuado por integrantes del equipo de Copa Davis, equipo de Fed Cup y ex jugadores de tenis, por quienes tenemos gran respeto y aprecio, creemos oportuno y necesario abordarlo en forma muy clara y de cara a toda la comunidad del tenis chileno, que conforman los tenistas de series menores y sus familias que con gran esfuerzo sostienen sus carreras deportivas, tenistas profesionales, academias y técnicos de todo el país, árbitros, tenistas seniors y damas, dirigentes deportivos del tenis, asociaciones de tenis, clubes y pequeñas escuelas, todos los que, junto a nuestros referentes deportivos, son finalmente los que dan vida al tenis. Al efecto, estimamos necesario precisar lo siguiente:

1.- En primer término, se debe tener presente que este Directorio fue elegido en un proceso electoral democrático y transparente, en el que participaron las 9 asociaciones que están legalmente constituidas en nuestro país, esto es la totalidad de las asociaciones que cumplían los requisitos legales para ser miembros de la Federación de Tenis de Chile, proceso eleccionario abierto a todas las personas que libremente hubieran querido participar y que acreditaren el cumplimiento de los requisitos que al efecto exige la Ley del Deporte. No obstante, lo anterior, los Directores que en definitiva resultamos electos fuimos los únicos que decidimos asumir el compromiso y el desafío de levantar el tenis de nuestro país, sabiendo los costos y sacrificios que ese desafío implica, tanto en lo personal como familiar, sin que ninguna otra lista o personas presentara un proyecto diverso.

2.- Dicho lo anterior, conviene recordar que el referido proceso eleccionario ajustado a la ley – en este caso la Ley del Deporte – no ha sido la regla general en la historia reciente de nuestro deporte, ya que por largos años muchas de las instituciones que formaban la Federación de Tenis de Chile, no contaban con la legitimidad para participar en estos procesos electorales, circunstancia que incluso afectó a la directiva saliente, toda vez que algunos de sus integrantes no cumplían los requisitos legales para integrar un Directorio, como lo indicó la sentencia pronunciada por el 1er Tribunal Electoral de la Región Metropolitana.

3.- Por otro lado, el contexto en que se desarrolló este proceso eleccionario es el de una Federación de Tenis de Chile “intervenida”, con una administración externa que la representa judicial y extrajudicialmente y que se encuentra trabajando con este Directorio para salir de la difícil situación financiera y administrativa por la que atraviesa. Seguramente estas complejas circunstancias y las exigencias legales para integrar un Directorio de una federación deportiva influyeron en que ninguna persona distinta a los directores electos se presentara a participar del proceso electoral, hecho que por cierto, no es de nuestra responsabilidad.

4.- Asimismo y a diferencia de otros Directorios, el actual cuenta con un plazo acotado para demostrar sus capacidades y en definitiva solucionar los problemas económicos de la Federación de Tenis, en atención a que la Ley del Deporte establece expresamente que si la inhabilitación para recibir recursos públicos (la intervención) se prolonga por más de doce meses, cesarán en sus cargos los Directores de la Federación. Pese a ser un gran desafío, nos sentimos capaces de sortear con éxito este obstáculo y por eso nos presentamos. Para estos efectos, resulta indispensable contar con el concurso de todos los actores del tenis nacional. Sin embargo, el tenis chileno necesita tranquilidad para gestionar su Federación, necesita hacerlo con estricto apego a la legalidad vigente, con un Directorio habilitado y apoyándose en una administración externa, que está trabajando fuertemente para sacar adelante el tenis chileno.

5.- Quienes integramos este Directorio y que hemos asumido este inmenso desafío en su mayoría somos dirigentes deportivos de las propias asociaciones de tenis y clubes del país, inclusive la Región Metropolitana, calidades que en opinión de algunos, no alcanzaría para dirigir el tenis nacional. Sin embargo, en nuestra opinión tal planteamiento parece un contrasentido, pues no hubo tales dudas respecto de Directorios precedentes, cuya gestión – no de 5 días, tiempo que tiene este Directorio constituido, sino de años -, no tuvo tanto reparo ni fiscalizadores. De alguna forma, podemos entender que nuestra legitimidad deportiva, nuestra gestión en el tenis de base, en torneos de menores, escolares, de categorías, torneos futuros, WTA, etc., no resulte visible para muchos, sin embargo, la comunidad del tenis nacional la conoce, pues ella es la que sufre y ha sufrido la ausencia por décadas de políticas deportivas, la ausencia de recursos, la ausencia de programas y propuestas serias, no la confianza vacía en promesas de gente del tenis, sino fundada en ideas de desarrollo y acciones concretas. Más aun, muchos de nuestros grandes deportistas, lo decimos con orgullo, en edades tempranas, participaron de buena parte de estos torneos y actividades organizadas por nuestras Asociaciones, con mucha precariedad, por cierto, conocemos de eso. Pensábamos que esto nos convertía en gente del tenis y así lo creemos.

6.- Es preciso también hacer presente, con claridad, que ninguno de los integrantes de éste Directorio, ha participado en directorios de administraciones anteriores, por lo que tenemos absoluta independencia en nuestras decisiones y un absoluto compromiso con la acción de la justicia y toda clase de investigaciones que tiendan a esclarecer eventuales ilícitos o irregularidades que hayan podido tener lugar en la Federación de Tenis de Chile, intención que se manifestará con hechos concretos haciéndonos parte como querellantes en las causas penales, lo que hasta la fecha no había ocurrido, ello con el objeto de hacer efectivas las responsabilidades de aquellos que aparezcan involucrados, sea quienes sean. En esto no se equivoque nadie, pues no habrán concesiones ni ambigüedades, ni seremos meros espectadores de la acción de la justicia.

7.- Creemos también necesario aclarar a la comunidad tenística, versiones de prensa relativas a un consenso sugerido por los referentes del tenis, que se habría incumplido. Pues bien, efectivamente y luego de reunirnos con ellos, las asociaciones que eran encabezadas, en ese entonces, por buena parte de los integrantes de este directorio, efectivamente lograron, con mucha altura y generosidad, de todos y también de la directiva saliente, una propuesta conjunta para proponer al tenis nacional, sin embargo, a pocos días del acto eleccionario, en forma unilateral y por razones de convicción personal, más otras de carácter estatutario, insalvables, provocaron que este acuerdo no se pudiera concretar. Esto lo decimos categóricamente, “no fue responsabilidad de esta directiva ni tampoco generó un conflicto con la directiva saliente”, ya que se trató de una decisión personal de quien se suponía lideraría este acuerdo – decisión totalmente respetable, pero compleja, por su cercanía al acto eleccionario – debiendo este directorio asumir el desafío, lo que era, en nuestro concepto, una responsabilidad dirigencia ineludible.

8.- Finalmente, queremos dejar en claro y ser enfáticos, en que este Directorio se encuentra abierto al diálogo con toda la comunidad del tenis chileno, lo que es parte del mandato que nos han dado las asociaciones de tenis que nos han elegido. Asumimos la responsabilidad dirigencial de conducir el tenis chileno y eso lo haremos con estricto apego a la legalidad que se ha conseguido, con un alto costo para el tenis nacional, no a través de comunicados, sin diálogo fundado de por medio; no a través de presiones, por muy legítimas que estas sean, sin planteamientos hacia el tenis chileno, no creemos que baste con indicar, quienes sí y quiénes no. El tenis y ésta directiva exigirá más y lo hará, no desde la soberbia, sino con mucha humildad, con mucho trabajo y con mucha generosidad hacia los intereses superiores de nuestro deporte. En cuanto a nuestros cargos, como es natural, estarán siempre disponibles hacia nuestros mandantes naturales. El tenis no puede permitirse otra vía de desarrollo, que no sea la estatutaria e institucional, pues la lección debe estar aprendida.

Directorio

Federación de Tenis de Chile.

0 Comentarios

Normas Mostrar