¿Puede Memphis? Las 8 mayores sorpresas en primera ronda

PLAYOFFS NBA

¿Puede Memphis? Las 8 mayores sorpresas en primera ronda

¿Puede Memphis? Las 8 mayores sorpresas en primera ronda

Los Warriors del We Believe, los Grizzlies del Grint and Grind: estas son, por orden cronológico, las mayores sorpresas de la primera ronda.

1981: LOS ANGELES LAKERS 1-HOUSTON ROCKETS 2

En 1980 Los Angeles Lakers fueron campeones con aquel mítico sexto y definitivo partido de Magic Johnson, rookie y MVP de las Finales que partió como pívot por la lesión de Kareem-Abdul Jabbar y terminó con 42 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias. Pero un año después los angelinos se fueron a casa en primera ronda: 1-2 ante Houston Rockets, que llegó a la Final (perdida ante los Celtics: 4-2) desde el sexto y último asiento de aquellos playoffs. El propio Magic, que había estado tres meses de baja por una lesión de rodilla, se hundió en el tercer partido después de una temporada en la que había criticado a sus compañeros y antes de que nada más comenzar la siguiente, 1981-82, criticara públicamente a Paul Westhead y lo colocara en la diana de Jerry West, que puso en su lugar a Pat Riley. El resto es historia, pero en aquellos playoffs de 1981 los Lakers no pudieron con unos durísimos Rockets liderados por Moses Malone y Calvin Murphy.

1994: SEATTLE SUPERSONICS 2-DENVER NUGGETS 3

Los Sonics habían Ganado 63 partidos y los Nuggets, 42. Desde que en 1984 la NBA adoptó el sistema de playoffs con ocho equipos por Conferencia, ningún octavo había eliminado a un número 1 en primera ronda. Después los Nuggets cayeron en siete partidos ante los Jazz y no llegaron más allá, pero la imagen de Dikembe Mutombo en el suelo, con el balón en las manos y en éxtasis, es una de las definitivas en la historia de los playoffs. No era para menos: los Nuggets remontaron un 2-0 con tres improbables triunfos consecutivos, el último en Seattle y los dos últimos en la prórroga. A base de una intensidad asfixiante, los de las Rocosas sellaron a Gary Payton y Shawn Kemp. Mutombo promedió en los cinco partidos 12,6 puntos, 12,2 rebotes… y 6,2 tapones.

1999: MIAMI HEAT 2-NEW YORK KNICKS 3

El increíble viaje de los Knicks a las Finales de 1999 (derrota por 4-1 ante los Spurs) comenzó con un verdaderamente increíble 2-3 ante los Heat (el octavo derrotando el primero del Este) en primera ronda. Una eliminatoria para el recuerdo, en lo que por entonces era una rivalidad encarnizada, en la que los Heat salvaron el match ball del cuarto partido en el Garden (72-87) pero cayeron en su pista, en el quinto, abatidos por Allan Houston a siete décimas del final (77-78). Después de un ataque que casi acaba en pérdida, el lanzamiento de Houston rebotó en el aro, tocó el tablero y cayó dentro. Era el equipo de Latrell Sprewell, Houston, Patrick Ewing, Larry Johnson, Marcus Camby, Charlie Ward… ante los Heat de Alonzo Mourning, Tim Hardaway, Jama Mashburn… uno de 27 victorias contra uno de 33 (fue año de lockout). El trayecto que siguió para Nueva York fue inolvidable. El despunte de un Camby que había llegado a cambio de Charles Oakley, la lesión de Patrick Ewing en la final del Este contra Indiana, la de la mítica jugada de cuatro puntos en el tercer partido de Larry Johnson, que luego jugó las Finales con una lesión de rodilla. Una historia de resistencia épica… contra la que no tuvieron miramientos los Spurs de las torres gemelas (Duncan-Robinson).

2007: DALLAS MAVERICKS 2-GOLDEN STATE WARRIORS 4

El We Believe, una expresión maravillosa de los Warriors que ya eran historia de la NBA antes de su actual era dorada. En la temporada 2005-06 los Mavs ganaron 60 partidos y perdieron la Final ante los Heat después de estar 2-0. En la siguiente, y en misión de venganza, jugaron una de las mejores Regular Seasons de siempre (67-15)… y cayeron en primera ronda ante unos Warriors que llegaron octavos con solo 42 victorias. Dirk Nowitzki y compañía acabaron desquiciados ante el Nellie Ball de Don Nelson, un laboratorio de quintetos imposibles y jugadores minúsculos que picaban por todas partes a un gigantes que se tambaleaba: Baron Davis, Stephen Jackson, Jason Richardson, Matt Barnes, Monta Ellis, Mickael Pietrus… el ambiente en los partidos del Oracle, los del We Believe, fue uno de los más abrasadores que jamás se habían visto (no digamos en una primera ronda). Y los Warriors consumaron lo imposible. Después no tuvieron más fuelle: derrota en segunda ronda ante Utah Jazz.

2010: DALLAS MAVERICKS 2-SAN ANTONIO SPURS 4

Otra vez los Mavs, que desde las 55 victorias se vieron sorprendidos por los Spurs en un año en el que todos los equipos del Oeste llegaron a las 50 de los Blazers, los texanos y el octavo, los Thunder. Fue el tercer año en cuatro en el que los Mavs no sortearon la primera ronda y aunque el pedigrí de los Spurs estaba ahí, la sorpresa fue mayúscula: los de Popovich habían tenido problemas con las lesiones durante toda la campaña y se llevaron después un 4-0 de Phoenix Suns en semifinales.

2011: SAN ANTONIO SPURS 2-MEMPHIS GRIZZLIES 4

Un año después, 61 victorias de los Spurs por 46 de los Grizzlies y bombazo de los de Tennessee que abrió un debate sobre la caducidad de los Spurs que después ha quedado evidentemente obsoleto. Antes de esa serie, los Grizzlies ni siquiera habían ganado un partido de playoffs. Se llevaron el primero, en Texas, los dos de su pista y a punto estuvieron de cerrar la eliminatoria en el quinto, donde un triple de Gary Neal forzó una prórroga salvadora para los de Popovich, que claudicaron definitivamente en el sexto. Un disgusto para unos Spurs en pleno tránsito de su era anterior a la siguiente, la de Kawhi Leonard (que llegaría ese verano) y el anillo de 2014. Ginóbili se lesionó y se impuso el grit and grind de otro big three: Zach Randolph (21,5+9,2 por noche), Mike Conley y Marc Gasol.

2012: CHICAGO BULLS 2-PHILADELPHIA 76ERS 4

La eliminatoria que cambió la trayectoria de una franquicia… y la suerte de un jugador que apuntaba a histórico. Los Bulls de Thibodeau y Derrick Rose (Entrenador del Año y MVP) venían de ganar 62 partidos y jugar la final del Este. En año de lockout, ganaron 50 de 66 (casi un 76%). Los Sixers habían cerrado en 35-31 y estaban rendidos en el primer partido, en Chicago, cuando en el último cuarto y con todo resuelto Rose, que seguía en pista, cayó fulminado. La lesión de rodilla con la que empezó su pesadilla. Los Bulls (Noah también se lesionó) se convirtieron en un muerto viviente: perdieron tres partidos seguidos y cayeron finalmente 2-4 ante un rival (antes del Proceso) liderado por Andre Iguodala, Lou Williams y Jrue Holiday.

2015: LOS ANGELES CLIPPERS 4-SAN ANTONIO SPURS 3

Un año después de ser campeones y ante un rival sin ningún bagaje más allá de una larga historia de fracasos, los Spurs entregaron su corona de forma increíble. Condenados por algunas derrotas finales que les hundieron en la clasificación final de un Oeste tremendo, habían ganado 55 por los 56 de Clippers: sexto contra tercero pero muy favoritos, especialmente cuando después de perder el cuarto en casa robaron el quinto en L.A. (107-111). En su pista no sentenciaron, regalaron una ventaja de diez puntos y perdieron finalmente en el séptimo (111-109), tumbados por una canasta de un heroico Chris Paul que jugó lesionado. Fue un partido con 31 cambios de mando y 19 empates en el marcador. Un cierre antológico para una eliminatoria brutal. Los Clippers después, y de forma inexplicable, se dejaron remontar un 1-3 por los Rockets.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar