SALUD

¿Te imaginas perder peso sin tener que contar calorías?

¿Te imaginas perder peso sin tener que contar calorías?

Entrenamiento.com

Sí, es muy complicado imaginar que exista una dieta o plan nutricional que nos permita bajar de peso sin contar las calorías, pero un estudio demuestra lo contrario.

Sería el sueño de cualquier ser humano. Saber que puedes perder peso y comer todo lo que quieras y más, o que existiese una píldora mágica que nos permitiese comer dulces y todo tipo de comida basura y mantener la línea. Sin embargo, la dura realidad nos obliga a tener el control absoluto de los macronutrientes que ingerimos para entrar en un régimen de pérdida de peso, el famoso déficit calórico que provoca la pérdida de esos kilos de más.

Un estudio publicado en la revista Nutrition and Diabetes ha demostrado que es posible perder peso sin restringir las cantidades de comida que nos llevamos a la boca (sin desglosar el recuento de calorías y macronutrientes), eso sí, con unas directrices bastante duras.

Para llevar a cabo el estudio, los científicos siguieron el progreso de 33 personas, a las que se les permitió comer toda la cantidad de alimento que quisieran, siempre y cuando encajara en las directrices de:

- Bajo contenido en grasa

- Alimentos de grano entero

- Legumbres

- Vegetales y hortalizas

- Fruta

Bajo ningún concepto se les permitió el consumo de comida alta en grasa, aceites refinados, productos de origen animal como la carne, los huevos o los lácteos, bollería o procesados industriales, y también se les pidió que rebajaran la ingesta de azúcar, sal y bebidas gaseosas con cafeína.

Este tipo de alimentos estarían prohibidos en la dieta.

Para el estudio, les dieron clases de cocina, les animaron a cambiar su estilo de vida hacia uno más sano, se les suplementó con vitamina B durante el periodo que duró el experimento y fueron evaluados a los seis y a los doce meses.

El autor principal del estudio, Nicholas Wright, mostró hallazgos muy significativos al término de la investigación, además de enfatizar que había sido completamente seguro y efectivo: “Hemos visto que han perdido mucho peso, han disminuido el perímetro de su cintura, han bajado su índice de colesterol, usan menos medicamentos y han aumentado su calidad de vida”. En total, la media de peso que perdieron los participantes en el estudio fue de unos 11,3 kilos y redujeron el perímetro de cintura casi 9 centímetros. Asimismo, los participantes no gastaron más dinero en comida ni emplearon ejercicio físico adicional para lograr semejantes resultados.

Así que si queréis perder peso y poder comer lo que queráis (aunque desgraciadamente sin dulces, pizzas o hamburguesas), ya tenéis una opción bastante segura que llevar a cabo.