Von Alexis

Mientras muchos seguidores del Arsenal ven hoy con escepticismo la continuidad de Alexis Sánchez, y ex referentes del club, como Charlie Nicholas, dicen que está con la cabeza en otra parte, los mejores clubes del mundo se pelean las asistencias y goles del Niño Maravilla. Todo indica que sus días en los Gunners están contados.

En sus escasas intervenciones públicas, Sánchez ha dicho que está cómodo en Londres, pero mal podría haber planteado otra cosa. Hubiera sido un tiro los pies criticar a Arsene Wenger, a sus compañeros o a los dirigentes. Si algo caracteriza a Alexis es su reserva y su representante, Fernando Felicevic, se ha encargado de reforzarle la conveniencia de mantener un perfil bajo. Sánchez habla con hechos como cuando regaló su camiseta a dos niños tras las victorias ante el Middlesbrough y Manchester City, o a través de sus redes sociales, donde no está obligado a responder y una inmensa mayoría le expresa cariño y admiración.

Hasta ahora todo lo que se comenta sobre un posible fastidio de Alexis en Londres es mera especulación y deriva de su lenguaje corporal en ciertos partidos, de un desgano puntual e interpretables gestos de molestia hacia algunos de sus compañeros. Una especie que cobró fuerza tras la eliminación ante el Bayern Munich por la Champions y fue relativizándose en las semanas siguientes. El punto es que la discreta campaña de los cañoneros en la Liga Premier alimenta los rumores sobre la convicción de AS7 de buscar un equipo más competitivo.

Con todo, lo que sí es una realidad es el interés de grandes clubes europeos por ficharlo: Juventus, PSG, Chelsea, Manchester City y, en las últimas horas, el Bayern Munich. ¿Imaginan lo que sería el equipo bávaro con Sánchez y Vidal? Cadena nacional entre los hinchas futboleros. Los dos máximos referentes de la Roja juntos en uno de los mejores cinco equipos del mundo. La ecuación soñada.

Independiente de esta expresión de deseo, un eventual paso al Bayern tiene mucho sentido. El club germano necesita dar un golpe de efecto después de su dolorosa eliminación ante el Madrid en la Champions y enrolar a un jugador de clase mundial que le dé un valor agregado. Alexis, que lleva 24 goles esta temporada y más de una decena de asistencias directas, sería un notable extremo para el equipo de Ancelotti cuyos titulares, Robben y Ribéry, tienen 33 y 34 años, respectivamente. Además, Maravilla puede jugar perfectamente como eje de ataque ante cualquier contingencia con Lewandowski o Müller.

Desde su salida de Colo Colo a Udinese, Alexis aumentó siempre su cotización. Su enorme calidad le permitió ir creciendo como jugador y valorizándose en el mercado europeo. En las próximas semanas su traspaso podría rondar los 60 millones de dólares. Una cifra que no extraña porque se trata, como el mismo dijo en marzo de 2013, de un verdadero jugadorazo.

0 Comentarios

Normas Mostrar