Motormercado

Los cinco ases del Kia Carens

0
Los cinco ases del Kia Carens

En Motomercado AS Chile probamos el monovolumen de la firma coreana y estos son los puntos en que más nos impresionó.

Comodidad

Tanto el conductor como los pasajeros se sienten muy confortables a bordo de la nueva Carens. Este modelo tiene capacidad incluso para siete ocupantes, siendo enormemente funcional en situaciones habituales de las familias, como viajes, compras, traslados de familiares y amigos, etc.

Agilidad

Aunque es un modelo familiar, el Kia Carens destaca por su andar de rápidas reacciones, que se agradece especialmente a la hora de maniobras exigidas debido al alto tráfico de la ciudad. Esto se explica en buena parte en el desempeño de su caja (de la que hablaremos unos párrafos más adelante) y en sus motorizaciones gasolinera (2.0 litros y 150 HP) y diésel (1.7 litros y 139 HP). En carreteras, en tanto, el andar es muy confortable, obteniendo alta calificación la insonoridad de la cabina

Diseño

Es una de las marcas registradas de la marca. Desde la llegada de Peter Schereyer, ex jefe de diseño de Audi, la firma coreana dio un salto de calidad en cuanto a la apariencia de sus modelos. La Carens destaca especialmente por su frontal y sus líneas, que le otorgan un aspecto estilizado muy distantes de los insípidos station wagon de años anteriores.

Variedad de la gama

La Kia Carens fue relanzada en Chile a finales del año pasado y se encuentra disponible en seis versiones e igual número de tonalidades, que varían entre los 14 y los 18 millones de pesos. A nuestro juicio, las versiones más atractivas son las diésel que poseen la nueva caja 7DCT (sistema de transmisión automática de siete velocidades y doble embrague), que ofrecen lo máximo en el cambio dinámico de velocidades, además de un ahorro en combustible gracias a su alta eficiencia. En un país donde los combustibles son muy altos, la economía en el consumo se agradece, más todavía si no va en desmedro de la performance del vehículo.

Competitividad

Aunque la Kia Carens supera en precio a alguno de sus competidores directos, como la Suzuki Ertiga o el Chevrolet Spin, creemos que vale la pena el esfuerzo adicional debido al upgrade que ofrece en diseño, andar, prestaciones y rendimiento, especialmente en sus versiones diesel. Si bien es cierto el SUV se ha transformado en el vehículo familiar por excelencia del mercado chileno, aún hay espacio para los monovolúmenes, y ese sentido la Carens cumple con la mayoría de los requerimientos que habitualmente tienen los consumidores nacionales.