Competición
  • Champions League

GOLF

Joaquín Niemann, la promesa chilena que deslumbra a todos y va en ruta al PGA

Ganó los torneos más importantes a nivel juvenil y ya se ubica como el segundo mejor aficionado del mundo. Admira a Tiger Woods y tiene confianza en lo que hace. "Me conformo con estar entre los mejores del mundo"
Nicolás Jarry - Kyle Edmund en vivo: Indian Wells en directo

El primer recuerdo de Joaquín Niemann en el golf es así. Tiene tres o cuatro años, y está en el jardín de su casa en Talagante jugando con palos de plástico. Lo hace por instinto. Porque vio a su padre hacer lo mismo antes, pero principalmente porque hay algo en esos golpes, en ese gesto, que le resulta fácil, cómodo, distinto.  "Me agarró y no lo pude soltar. Después me fui a vivir al club de golf Las Palmas, y cada vez que llegaba del colegio sacaba el carrito y me iba a jugar hasta que se terminaba la luz. Ahí no paré más", cuenta.

Lo que vino después fue rápido y vertiginoso. Un día fue ese niño jugando con palos de plástico, y ahora es el segundo mejor jugador aficionado de todo el mundo. En el medio, fue campeón Mundial Juvenil en 2016 y hace sólos unas semanas se coronó en el Junior Invitational 2017, el torneo para menores más importante del mundo. También entendió en el camino que iba a tener que dejar de lado muchas cosas para lograr su gran objetivo: el PGA.

- ¿En qué momento decidiste que ibas a ser profesional?
- Me fui en octavo básico al Athletic Study Center. Conversamos con mis padres, y probamos si resultaba o no. Me empezó a ir bien. Ahora terminé el colegio y entré a la universidad en Estados Unidos (fue becado por la Universidad de South Florida a contar de 2017).

- ¿Te esperabas esos resultados a tan corta edad?
- Siempre practico y doy lo de mejor mí para obtener los mejores resultados. Voy pensando en el futuro y ganar todos los torneos. Sabía que si hacía un buen trabajo con mi entrenador, iba a tener buenos resultados.

- ¿Te llama mucho la atención el éxito? ¿Cómo tomas los triunfos y el reconocimiento?
- Yo lo tomo como una semana buena, nada más. Yo lo que quiero es el profesionalismo y todo lo que venga ahora es un entrenamiento para lo que viene. Esto no es nada a cuando uno es profesional. Mi idea es ganar la mayor cantidad de campeonatos.

- Fue complicada la decisión de dedicarse a esto. ¿Qué sacrificios hiciste?
- El sacrificio fue irme de Talagante y venirme a Santiago. Perder los amigos del colegio. Casi todo lo que tenía por el golf. Mis papás se separaron, y me vine a vivir con mi papá. Eso me ayudó mucho en todo. Aprendí a arregláremelas solo. Empecé a ser más autonómo. Me he convertido en una persona más fría de mente.

Aprendí a arregláremelas solo desde muy pequeño. Empecé a ser más autonómo. Me he convertido en una persona más fría de mente.

Niemann

- Viajar solo al extranjero desde los 12 años, dejar todo está lejos de ser algo normal
- Yo muy pocas veces he ido con mi papá. Como a los 10 años fue la última. Desde los 13 empecé a viajar solo. ¿Es solitario? Sí, igual sí. Pero uno se empieza a conocer con el resto. En los campeonatos que voy a todos los conozco. Hay momentos de soledad pero no todos.

- ¿Te presionan los rótulos de promesa, de figura?
- Yo no lo tomo como una presión. Me gusta que hablen de mí, que me apoyen. Acá cuando paso por el Club de Polo todos me saludan, me preguntan cómo me ha ido. Me dan más ganas de seguir jugando, de ser mejor, y ganar más.

- ¿Qué viene ahora? ¿Cómo planificas lo que viene?
- El objetivo es estar en el PGA Tour. Ganar campeonatos ahí. Me hablas un poco del camino al profesionalismo, y mi idea es ir a la universidad para luego aspirar a más. Ganar majors y estar peleando entre los mejores del mundo.