NOTTH KOREA VR

Visita Corea del Norte sin el peligro de Kim Jong-un al lado

Visita Corea del Norte sin el peligro de Kim Jong-un al lado

North Korea VR te lleva a la capital de la ciudad. ¿Realidad o propaganda?

Si hay un sitio vigilado, controlado y en el que los servicios de Inteligencia tienen puesto el ojo, esa es Corea del Norte, la tierra en la que el dictador Kim Jong-un no hace más que quejarse de los Estados Unidos, hackearles cada vez que puede -el ciberataque a Sony Pictures en 2014 fue en represalia por la película The Interview- y amenazar con constantes pruebas nucleares. Es un régimen controlado de forma autoritaria, con una presencia militar palpable en las calles. Pero que la tecnología nos da la oportunidad de visitar sin ir físicamente.

 

Visita Corea del Norte en VR

Usando varias cámaras GoPro de forma simultánea, la empresa SceneThere, especialista en contenidos de realidad virtual e índole turístico, nos lleva a las calles de Pyongyang, la capital de Corea del Norte, para ver la vida diaria de sus ciudadanos dentro de una de las urbes más autoritarias y secretas del planeta. Podemos visitar la Torre Juche, recorrer Mansu Hill y ver las estatuas de 22 metros de altura de los dos últimos líderes del país, o a la gente hablando y niños jugando en la Plaza Kim Il-sung, que normalmente no la vemos así en la TV, sino llena de militares y/o desfiles.

Lo mejor de la experiencia North Korea VR es que, a diferencia de otras como la que vimos ayer de la visita a La Casa Blanca, es que sus autores han mezclado las filmaciones en diez zonas distintas de la ciudad de tal forma que no es una experiencia continua, sino que podemos interactuar con el video y elegir mirando unos puntos azules qué sitio ver, con videos de entre 16 segundos y 1 minuto puestos en bucle para que no perdamos detalle de un contenido disponible para headsets VR como Oculus Rift y las Samsung Gear VR.

¿Realidad o propaganda coreana?

Por descontado, y dada la tensión y situación que se viven en Corea del Norte, los críticos a North Korea VR no se han hecho esperar, y hay quien señala que la experiencia de realidad virtual tiene más de propaganda que otra cosa, ya que visitar esa ciudad como turista es “una experiencia falsa y rígida, ya que el régimen te sigue de cerca y te fuerza a ver lo que tu quieras que vea”, como sucedió con los autores del vídeo, que estaban constantemente vigilados. Aún así es una oportunidad de ver detalles como los pescadores que esperan la captura del día o los residentes de la ciudad haciendo sus rituales diarios junto al río Taedong.