¿Qué fué de Cardacio? El ex Milan que fracasó en Colo Colo

COLO COLO

¿Qué fué de Cardacio? El ex Milan que fracasó en Colo Colo

A comienzos del 2013, por recomendación de Falcioni, el uruguayo arribó al equipo que era dirigido por Labruna. Duró sólo unos meses y dejó uno de los peores debut de los últimos años.

La carrera de Mathías Cardacio tiene dos partes. La primera lo muestra como una figura promisoria, seleccionado juvenil junto a Luis Suárez y Edison Cavani, y comprado por el Milan a los 19 años tras rechazar al Barcelona y Juventus. La segunda es diametralmente opuesta, y tiene un capítulo en Chile, donde arribó a comienzos del 2013 a Colo Colo.

No todos los días un futbolista con pasado en un grande de Europa llega al fútbol chileno, por lo que el arribo del charrúa causó expectación. Poco importaba que hubiese jugado 12 minutos y sólo dos partidos en la Serie A. Era suficiente saber que había compartido con Maldini, Pirlo, Shevchenko, Ronaldinho e Inzaghi. Algo tenía que tener.

"No soy salvador de nadie", decía Cardacio en su arribo, quizás consciente que iba a ser difícil cumplir con las expectativas. Tenía razón. Con Labruna no jugó nunca y con Hugo González fue relegado al equipo filial. "Cualquiera que esté en la banca está molesto. Si alguien dice lo contrario, es mentira“, decía sobre su mal momento en marzo de ese año.

Un clásico amistoso ante la UC en el norte aparecía como la gran oportunidad para el charrúa, pero fue el peor estreno posible. A los 31 minutos derribó a Mirosevic y se ganó amarilla. Cuatro más tarde botó a Álvaro Ramos y fue expulsado. Aunque siguió un par de meses, ahí se terminó de despedir de Colo Colo.

Su presente en Uruguay

Cardacio dejó el país como uno de los peores refuerzos en la era Blanco y Negro, y para recuperar la confianza decidió volver al origen. Firmó en Defensor Sporting y fue pieza clave en el equipo que alcanzó semifinales de la Libertadores en 2014. Un año más tarde fue transferido a Dorados de Sinalao, pero no funcionó, y otra vez volvió a Uruguay.

Desde comienzos de este año está en Defensor. Ahí es titular, juega seguido, y ha convertido algunos goles notables que recuerdan el jugador que pudo ser. Hace poco Cardaccio fue consultado sobre su carrera.  "Me iría una y mil veces más al Milan", decía. "Porque de Milan para arriba no hay más nada, para abajo todo. Yo me fui de primera a lo más alto. Después tuve que hacer el camino a la inversa. Y bajar puede parecer difícil, pero para mí no lo fue. Yo me crié acá, cambiándome en un vestuario con banquitos de madera y agua fría". Parece feliz.

0 Comentarios

Normas Mostrar