El Yin y el Yang: Guede vs. Hoyos

El Yin y el Yang: Guede vs. Hoyos

Más allá de las diferencias netamente deportivas -que incluyen las técnicas, tácticas y físicas- entre el técnico campeón y el entrenador del equipo que tenía las mayores posibilidades en un momento avanzado del torneo, es posible también observar diferencias en el manejo emocional, en el control grupal y en el ejercicio de liderazgo.

Ángel Guillermo Hoyos se centró en potenciar lo que tenía. En desarrollar su metodología sobre la base de lo tradicional o en variables ya probadas. En cambio, Pablo Guede trató de fortalecer su método con aspectos menos comunes, menos tradicionales y, a ratos, a base de conductas y comportamientos poco observados en el fútbol.

Guede se centró más en aspectos externos que internos. Basó parte de su trabajo, por ejemplo, en conductas supersticiosas (cábalas, plantar ruda o rociar agua bendita). El trabajo deportivo de Hoyos entiende que es el propio futbolista quien genera los cambios y se centró, a diferencia del DT de Colo Colo, en aspectos mucho más internos.

En esta misma línea, Hoyos focalizó sus esfuerzos en los aspectos emocionales, motivacionales y en trabajar reprogramando el cerebro de aquellos jugadores que estaban con desconfianza y dudas. Con Guede esto aparentemente no fue así. Por ejemplo, Paulo Garcés estuvo lejos de disponer de un trabajo específico que lo ayudara con su problemática. Incluso, se llegó a decir que "esperamos que los problemas se hubieran resuelto", como si fuese algo que se solucionara casi por arte de magia.

En cuanto a la forma de resolver conflictos, Hoyos los tomó como si fuesen una oportunidad. Ahí vinieron las comparaciones de sus futbolistas con otros de categoría internacional, incluso luego de que uno de ellos fuera expulsado. Por su parte, Guede potenció los conflictos. Declaró públicamente sobre ellos, como cuando habló con vehemencia sobre los “sapos”. También se involucró, como cuando estuvo presente en la reunión para renovarle contrato a un jugador.

El liderazgo de Hoyos estuvo orientado hacia la relación. Y el de Guede hacia la tarea. El líder-entrenador siempre tiene que leer el contexto (situación) donde ejercerá su liderazgo. Tal vez allí fue donde falló Guede.

Rodrigo A. Cauas E.
Coach-Psicólogo Deportivo Clínica Las Condes

0 Comentarios

Normas Mostrar