Copa Chile
Final ATP World Tour
roger_federer Roger Federer Roger Federer
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
Liga Argentina
Boca Juniors Boca Juniors BOC

-

Patronato Patronato PAT

-

Liga Colombiana II
NBA
Brooklyn Nets BKN

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Orlando Magic ORL

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Indiana Pacers IND

-

Atlanta Hawks ATL

-

Charlotte Hornets CHA

-

Philadelphia 76ers PHI

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Denver Nuggets DEN

-

Boston Celtics BOS

-

Utah Jazz UTA

-

Houston Rockets HOU

-

Sacramento Kings SAC

-

Chicago Bulls CHI

-

Toronto Raptors TOR

-

Dallas Mavericks DAL

-

Golden State Warriors GSW

-

Phoenix Suns PHX

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

¿Qué fue de Jorge Aguilar? La promesa chilena que no explotó

TENIS

¿Qué fue de Jorge Aguilar? La promesa chilena que no explotó

¿Qué fue de Jorge Aguilar? La promesa chilena que no explotó

ANDRES PINA/PHOTOSPORT

ANDRES PINA/PHOTOSPORT

Fue campeón del mundo antes de los 16 años, y considerada la gran promesa del tenis nacional. Sin embargo, algo pasó en el camino y nunca explotó todo su potencial.

En 2001 Jorge Aguilar ganó el mundial sub 16 y se convirtió en la gran promesa del tenis chileno. En la época de Marcelo Ríos, Fernando González y Nicolás Massú, lo suyo fue un suceso. Entrevistas, contratos millonarios y fama fácil a los 15 años.

El ejercicio de todos fue el mismo: si había logrado ese capítulo exitoso a corta edad, le tocaba repetirlo una y otra vez, hasta convertirse en una estrella mundial. Pero el deporte está lleno de matices, y Aguilar se fue enredando en ellos. Las expectativas se convirtieron en presión. La plata no duró mucho, y aunque llegó a ubicarse 167° del mundo, nunca cumplió lo que se esperaba de él.

¿Qué fue de Aguilar después de eso? “Me retiré hace casi dos años. No estaba muy seguro, pero creí en ese momento que era lo mejor. Actualmente estoy a cargo del grupo de proyección de la Academia de Nicolás Massú, y entreno a Nickolas Frisk. Me hace feliz ayudar a los más jóvenes. Quiero aportar con mi experiencia. El tenis es un deporte muy psicológico.

Jorge Aguilar y Guillermo Hormázabal. A un costado el español Nicolás Almagro.

- ¿Te faltó que te aconsejaran bien a ti a esa edad?
- Puede ser. Yo creo que la vida del tenista es muy compleja. Yo jugué un buen nivel de tenis, pero siempre me sentí muy presionado. Me metieron esa presión desde muy chico. Me decían ya: esta semana hay que hacer semifinales para alcanzar X ranking. Y a uno tarde o temprano le empieza a pesar. Pierde la confianza, y las ganas.

- ¿Es lo que han sufrido por ejemplo Garín y Jarry?
- Claro, son dos cabros con una presión tremenda. Todo el país está esperando verlos en un torneo grande, en un Grand Slam, y no es tan fácil. Hay jugadores que explotan más tarde. Cada uno de ellos tendrá su momento. Nivel tienen de sobra, y ya han mostrado algunos chispazos. Yo sé cómo trabajan y tienen todo para llegar lejos.

- ¿Es difícil la vida del tenista fuera del circuito grande?
- Yo creo que la vida para un 300 hacia arriba es muy difícil. Hay que jugar todas las semanas, ganar dinero para mantenerse, y si no ganas, la presión crece: no sabes cómo te vas a mantener la semana siguiente. Entre los 250 mejores, uno empieza a ver el lado más bonito, y en el Top 100 uno ya vive como rey.

- ¿Te faltó disfrutar más ese lado bonito? ¿Te pesa no haber llegado más lejos?
- Creo que sí. Jugar Roland Garros –clasificó en 2010- por ejemplo fue un sueño. Desde las clasificaciones uno se topa con los mejores del mundo, la élite. Te pagan buenos premios, te pasan a buscar, tienes hotel. Están tus ídolos de la infancia. Pero no es fácil. Y me pongo a pensar que estuve entre los 200, 300 mejores tipos del mundo, y creo que es un mérito.

- ¿Extrañas el circuito después de tu retiro?
- Claro que sí. Viajé desde los 12 años hasta que paré hace dos años. Es como cambiar toda tu vida. Uno no está acostumbrado a pasar todo el año en Chile, por ejemplo. Te hace falta la adrenalina, el gusto por la competencia.

- Eres como un jubilado a los 30 años
- Sí. No es un momento fácil. Te da un bajón de esos fuertes, que uno se demora algún tiempo en digerir. No sabes muy bien qué hacer. Te hace falto algo. Nunca estuve seguro de retirarme. Sentía que podía seguir, pero uno tiene dudas y toma una decisión.

- ¿Te has replanteado la idea de volver a jugar?
- Más de alguna vez. El año pasado fui a jugar un torneo interclubes a Alemania, y de siete partidos gané seis. Y eran jugadores Top 300 del mundo en la ATP, y yo no había entrenado hace un año y les gané igual. Eso te abre el apetito. Las cosas pueden cambiar

- Está el ejemplo de Julio Peralta. Se retiró y ahora es Top 50. ¿Podría ser?
- Lo que ha hecho es notable. Yo lo aplaudo. Tiene 35 años y le ganó a los Hermanos Bryan que son la mejor pareja de la historia. Claro que lo he pensado. Si encuentro alguna buena pareja, y recupero las ganas ¿por qué no? sé que el tenis siempre lo he tenido.

0 Comentarios

Mostrar