ROLAND GARROS

Almagro se retira entre lágrimas y Del Potro lo consuela

El español tuvo que abandonar en el tercer set contra Del Potro tras recaer de su lesión en la rodilla izquierda. El argentino consoló al tenista español.

París
0
Almagro se retira entre lágrimas y Del Potro lo consuela
THOMAS SAMSON AFP

Nico Almagro no pudo finalizar su partido contra Del Potro correspondiente a la segunda ronda de Roland Garros tras recaer de una lesión en la rodilla que ya le obligó a retirarse en Roma contra Rafa Nadal también en segunda ronda. 

El tenista murciano finalizó el duelo entre lágrimas, llorando amargamente, cuando había empatado en el segundo set el primero logrado por el argentino (3-6, 6-3 y 1-1). Del Potro había ejecutado un servicio, pero el español no lo restó y se tumbó en el suelo. Su llanto resonó en la pista 2. El argentino le consoló primero sobre la arena y después sentándose junto a él y tratando de acompañarle en su frustración.

"Te deseo una pronta recuperación, Nico. Imagino lo que sentís. Fuerza", le deseó Del Potro después en su cuenta de Twitter. En rueda de prensa, el tandilense dijo que en el segundo set sintió unas molestias y que perdió "la mitad de la movilidad" pese a tomarse un antiinflamatorio, con lo que de no haberle sobrevenido la lesión, Almagro podría haber ganado el partido. "No es fácil para mí ver a un amigo llorar y lesionado. Le dije que en estos casos el tenis es secundario, que tiene una gran familia y cosas lindas en las que pensar mientras se recupera. Su tristeza era muy grande y a mí me tocó también. El es un gran tipo y es muy buen jugador, el tenis no lo va a perder". Almagro fue trasladado a un hospital para determinar el alcance exacto de su lesión.

Después del Masters 1.000 italiano, Almagro se sometió a unas pruebas que revelaron que no tenía nada grave y por eso acudió a París, pero lo sucedido este jueves no augura nada bueno. Del Potro se enfrentará en tercera ronda al ganador del partido entre Murray y Klizan.

Feliciano gana a Ferrer en un trhiller

Feliciano López.

El duelo español de la jornada, entre David Ferrer y Feliciano López, cayó del lado del segundo en un partido igualadísimo que se resolvió en cinco sets: 7-5, 3-6, 7-5, 4-6 y 6-4. El toledano sumó 66 golpes ganadores, 21 más que el alicantino y 11 saques directos en un duelo que tuvo 49 intercambios de nueve o más golpes. En la primera manga, Feliciano rompió dos veces el servicio de Ferrer y este le devolvió 'el favor' en a segunda. Todo apuntaba a un encuentro largo y así fue. En el quinto set, hubo hasta cinco breaks, y López se apuntó el definitivo en el décimo juego para alzarse con la victoria. Se enfrentará en tercera ronda al croata  Marin Cilic.

"Ha sido un partido muy duro y Feli ha jugado muy bien. Perder tres veces el saque en el quinto set enfada a cualquiera. Por fallos míos, además", dijo Ferrer, que no perdía antes de tercera ronda en París desde 2004. "Al menos he perdido con un amigo", se consoló el de Jávea, que quiere "recuperar la consistencia y la regularidad". "Estoy contento con mi carrera, hubiera firmado jugar la final de Roland Garros, estar en siete Masters y ser top-10". Sobre el hecho de haber tenido que jugar en una pista pequeña, la 3, David no tiene queja: "Ni antes me creía el mejor ni ahora un mal jugador. Me da igual jugar en la pista 17 que en la central, aunque a todo el mundo le gusta actuar en una buena plaza de toros". Pese a este revés, no pierde la ilusión: "El día que no tenga la convicción que puede jugar a buen nivel, haré otra cosa".

Feliciano reveló que "nunca había ganado a Ferrer en tierra". "Vencerle aquí y en cinco sets es un reto para cualquier jugador", dijo el toledano, muy satisfecho con su juego: "Ha sido un partidazo. Jugué brillante a ratos. Lo valoro mucho".