REDES SOCIALES

El cambio físico de Rihanna desata las críticas en la red

El cambio físico de Rihanna desata las críticas en la red. Foto: Rihanna

Fue fotografiada caminando por las calles de Nueva York.

La cantante Rihanna ha sido fotografiada caminando por las calles de Nueva York y su cambio físico ha desatado una ola de críticas en Internet.

La de Barbados aparece ataviada con unos vaqueros y una camisa azul bajo los cuales parece adivinarse una subida de peso y las redes sociales se han cebado con ella.

“Rihanna ha estado comiendo bien” escribían en Instagram desde Theshaderoom. La respuesta no se hacía esperar y los internautas comenzaban a escribir cosas ofensivas sobre su peso o incluso a especular sobre un posible embarazo.

#Rihanna's been eating good 👏🏾👀 📸: Robert Kamau/@gettyimages

Una publicación compartida de The Shade Room (@theshaderoom) el

Desde el portal de noticias HollywoodLife aseguran que una fuente cercana a la de Barbados ha desvelado que Rihanna no está embarazada pero que su nueva figura tendría una razón de ser.

“Rihanna no está embarazada, siento decepcionar a todos, pero no. Ella tiene algo que contar, pero es privado”, explicaba la fuente al portal de noticias.

Los defensores de la cantante

Si bien es cierto que ha habido muchos comentarios desafortunados sobre el nuevo aspecto de la artista, también han surgido miles de voces a su favor y en contra del body shaming.

"¿Conseguirá Rihanna que la gordura sea una tendencia?", escribían desde la cuenta de Twitter de Barstool Sports.

Miles de usuarios reaccionaban entonces contra la publicación. La ola de solidaridad que se produjo tras la publicación de la fotografía y el desafortunado comentario fue tan grande que que uno de los gestores del perfil afirmó que estaba siendo objeto de ciber acoso.

Una época difícil

Esta no está siendo una buena época para Rihanna que hace tan solo unos días veía como el hombre que intentó entrar en su domicilio armado con un cuchillo era puesto en libertad apenas 24 horas después de ser detenido.

Los hechos sucedieron el pasado 23 de mayo, pero Salmir Feratovic, que así se llama el acosador, ya había intentado entrar en tres ocasiones anteriores en la casa de la artista.