DEPORTE

El descanso, fundamental en el deporte de alto nivel

Por qué el descanso es fundamental en el deporte

SERGIO PEREZ

REUTERS

Todos hemos visto como ha llegado Cristiano Ronaldo al tramo final de temporada. Es la prueba de que el descanso es algo muy necesario en el deporte.

Para crecer hay que descansar bien. Es una regla de oro para los amantes del gimnasio y también es una regla que no falla en el caso de los deportistas de élite, si quieren estar bien preparados para la competición y para poder ganar medallas o trofeos importantes.

Fijaos en el caso de Cristiano Ronaldo, un jugador que, por el amor propio y las ganas de jugar todos los partidos al máximo nivel, llegaba rendido a los últimos tramos de la temporada hasta el pasado año. En 2017, con la ayuda de Zidane y su gran preparación, ha conseguido dosificarse y llegar al final de temporada como un tiro. De hecho, no solo se nota en sus decisivos goles: según publicó este medio, el portugués ha conseguido aumentar su velocidad punta desde enero en 2 km/h.

No sobreentrenar

Si nos ejercitamos demasiado corremos el riesgo de sobreentrenar, un estado caracterizado por la pérdida de rendimiento a pesar de seguir entrenando. Como síntomas del sobreentrenamiento podemos encontrar la irritabilidad, la falta de concentración, el cansancio, la pesadez muscular o incluso la pérdida de coordinación a la hora de realizar determinados movimientos. Es por ello que, aunque hagamos deporte con el objetivo de llevar una vida sana, es necesario descansar al menos dos días a la semana para permitir que nuestros músculos y articulaciones no se vean sometidos a un estrés demasiado elevado. Es preferible entrenar menos y mejor, que más y peor.

El sueño, fundamental, y más para los atletas

El sueño, fundamental para los atletas.

Según la doctora Paula Giménez, Directora de la Unidad del Sueño de HLA, “al sueño no REM se le atribuyen funciones de conservación de la energía y recuperación del sistema nervioso: la secreción de la hormona de crecimiento, durante la fase III, es fundamental para la regeneración tisular. Esta fase del sueño es un estímulo para determinadas hormonas anabólicas que aumentan la síntesis de proteínas y movilizan los ácidos grasos libres para suministrar energía, evitando así el catabolismo de aminoácidos”.

Se aconseja a los atletas que duerman de 9 a 10 horas. La pérdida aguda o crónica de sueño se ha asociado a lesiones deportivas definiéndose el término ‘fatigue-related injuries’ que se relaciona con dormir seis horas o menos antes de la lesión. La pérdida de sueño aumenta el riesgo de lesiones por sobreestiramiento, pudiendo asociarse al descenso del control postural y propioceptivo y a una reducción de la concentración, la atención y el tiempo de reacción observados tras la pérdida aguda de sueño. “Se ha asociado la pérdida aguda de sueño a una reducción de la recuperación muscular tras una lesión, al disminuir la síntesis de proteínas que repara la lesión muscular” indica la Dra. Giménez.

Fisioterapia

La relación entre fisioterapia y descanso está ampliamente respaldada por la ciencia, y cada vez hay mayor necesidad de una intervención efectiva por parte del fisioterapeuta especialista en deporte. El fisioterapeuta aplicará los tratamientos necesarios para que un deportista pueda recuperarse en el menor tiempo posible de las lesiones diagnosticadas por el médico deportivo. Asimismo, el masaje es una estrategia de recuperación ampliamente utilizada entre los atletas. Además, varias revisiones de los efectos del masaje han concluido que es beneficioso y puede mejorar los aspectos psicológicos de la recuperación.

Hidroterapia

La hidroterapia está incorporada ampliamente en los regímenes de recuperación después del ejercicio. El cuerpo humano responde a la inmersión en agua con cambios en el corazón, resistencia vascular periférica y flujo sanguíneo, así como alteraciones en las temperaturas de la piel, central y muscular según un estudio publicado en Sports Medicine. Los cambios en el flujo sanguíneo y en la temperatura pueden tener un efecto sobre la inflamación, función inmunitaria, dolor muscular y percepción de la fatiga. No es de extrañar entonces ver a futbolistas como el propio Cristiano Ronaldo recuperarse en la piscina tras un partido o un entrenamiento.