PSICOLOGÍA

Cómo trabaja la mente ante situaciones de estrés como una Final

Cómo trabaja la mente ante situaciones de estrés como una Final

JAVIER SORIANO MARCO BERTORELLO

AFP

En la actualidad la figura del psicólogo deportivo cobra suma importancia, las mismas técnicas que aplican los profesionales las podemos aplicar nosotros, sólo cambia el contexto y el nombre del objetivo.

Esta sábado se juega la final de la Champions League en Cardiff, las miradas de medio mundo estarán puestas en los 22 jugadores que van a luchar por proclamarse campeones de Europa, principalmente en cómo se desarrolla el juego y cuál es el equipo que consigue meter más goles y dejar su portería a cero, pero otras miradas se centrarán en cómo se desarrolla otra parte muy importante en la competición de alto nivel: las habilidades para afrontar las dificultades, en la toma de decisiones, en el estrés, la ansiedad, la relajación, concentración y motivación ante un acontecimiento de los que denominamos vitales, para ellos, ser campeones de Europa, para nosotros, una oposición, una entrevista de trabajo, una boda, un examen o el comienzo de una vida en un país extranjero. Todas estas situaciones para muchos son estresantes al igual que lo son para estos jugadores de futbol.

Hablamos con el psicólogo Andrés Montero de la clínica Norte Psicólogos, para tratar este tema. “La psicología deportiva en los últimos 25 años ha progresado casi desde cero, y en la actualidad la figura del psicólogo deportivo cobra más importancia, pero las mismas o parecidas técnicas que aplican los profesionales las podemos aplicar nosotros ,solo cambia el contexto y el nombre del objetivo, pero las habilidades que necesitamos son las mismas aunque por nuestras diferentes individuales y lo vemos todos los años, no a todos les sirve lo mismo y aquello que a uno le sirve para concentrarse y estar relajado puede producir el efecto contrario en otra persona, por ello vamos a exponer diferentes ejemplos para que practiques aquel con el que te encuentres más cómodo”, afirma.

“Esa noche habrá jugadores que salten al césped después de haber estado el día de antes viendo fútbol y preparando estrategias, otros habrán jugado a las cartas y no querrán saber nada de fútbol, algunos habrán vistos su serie favorita o habrán pasado el día hablando con la familia, unos pocos estarán visualizando, incluso en sueños, la mejor jugada de su vidas y otros habrán utilizado la relajación o meditación como preparación, quizá Zidane haya preparado una charla motivadora a sus jugadores para que salgan al 100% concentrados, o quizá simplemente “salgan y diviértanse” de Cruyff en la final de Wembley, algunos de los capitanes mandarán mensajes positivos al resto de la plantilla, otros harán bromas y los mensajes de ánimo y de concentración correrán por los túneles de salida. Todo esto no es exclusivo del jugador profesional y es bueno que sepamos qué nos ayuda a concentrarnos o a relajarnos, cómo mantenemos nuestra mente activa para una rápida toma de decisiones, o qué hacer el día de antes de un gran acontecimiento”.

Cómo aprendemos a relajarnos

Cristiano Ronaldo siempre realiza los mismos rituales de concentración.

“La respiración diafragmática lenta, la relajación muscular, las autoinstruciones positivas, las técnicas de distracción, la visualización de consecución de metas, las mejoras marginales son técnicas muy sencillas y son las mismas, ya seas el jugador que tira el penalti en el último minuto, o la persona que tiene que templar sus nervios porque le han pedido que aparque en batería en el examen de conducir”, afirma el psicólogo.

Veamos ahora diferentes ejemplos en la historia del deporte muy significativos y luego centrémonos un poco más en detalles en unos de los jugadores donde todas estas técnicas se ven en los partidos con bastante detalle.

La importancia de la motivación del entrenador

¿Qué dirá Zidane? ¿Qué frases elegirá Allegri? La filosofía de conseguir las metas como equipo también se puede aplicar en nuestra vida diaria, aplicado a una psicología más individual pero igual de motivacional y válida para conseguir aquello que queremos conseguir, trabajaríamos con la teoría de las mejoras marginales, “esta nos dice que para conseguir un reto importante el objetivo no debe ser la meta del reto, sino desmenuzar esa meta en logros muy pequeños e ir superándolos en el día a día, obteniendo la satisfacción necesaria para seguir avanzando, por ejemplo si quiero perder 8 kilos de peso, ese nunca será el objetivo, el objetivo será ir incorporando pequeñas cosas en el día a día, o semana a semana, como subir las escaleras en vez del ascensor, y cuando esté totalmente incorporado a nuestra rutina añadir una más, para conseguir un objetivo mayor”, afirma Andrés Montero.

La relajación y visualización aplicada al deporte

Phil Jackson y sus históricos Lakers aplicaba los conocimientos espirituales de la filosofía zen en el deporte, el uso de la imaginación para conseguir modificar patrones físicos y emocionales negativos que se presenten al momento de jugar. “Que nuestro cerebro acabe dudando y creyendo entre lo real y lo imaginario mediante la práctica del triunfo en lo que queramos conseguir, seguir disciplinadamente un método que incluya rutinas de relajación tanto física como mental”.

Una de las técnicas que podemos realizar es “una respiración profunda y relajada, cobra vital importancia para el éxito de una buena relajación. Para llevar a cabo los ejercicios visuales, será de gran ayuda concienciarnos con nuestro cuerpo, sintiendo cada uno de nuestros músculos. Es decir, cuando logramos una excelente técnica de visualización no sólo imaginamos, sino que también sentimos cada momento de la rutina como si estuviéramos haciéndola físicamente”.

Rituales

Cristiano Ronaldo realiza esos rituales cada vez que realiza un lanzamiento de falta: respiración, rutina, mecanización de movimientos, visualización…

La selección de Brasil de 2002 convertían las concentración en una fiesta, y el autobús hacia el estadio contrastaba con la seriedad y rigor de otras selecciones; por medio de la música olvidaban y centraban en divertirse para llegar a los partidos relajados y como si fueran a jugar a su barrio. “Esta forma de enfrentarse a un gran evento es fácilmente aplicable si de verdad nos funciona, se trata de un ejercicio de distracción del pensamiento y concentrarnos en aquello que nos divierte y nos ayudar a liberar la presión de aquello que queremos conseguir”, nos cuenta para Deporte y Vida el psicólogo.

Sergio Ramos en numerosas ocasiones lo ha compartido con las prensa diferentes canciones que se convierten en himnos dentro del vestuario del Madrid y acompañan tanto las concentraciones como las celebraciones casi como ritos de compañerismo y concentración.