El Girona asciende a LaLiga por primera vez en su historia

GIRONA 0-ZARAGOZA 0

El Girona asciende a LaLiga por primera vez en su historia

El Girona asciende a LaLiga por primera vez en su historia

RODOLFO MOLINA

DIARIO AS

El punto le valió para hacer historia: lograr cerrar el ciclo tras tres años de intentos fallidos y sufrimiento. El empate también salva al Zaragoza.

Se acabó el sufrimiento para el Girona. A la tercera fue la vencida y el conjunto de Pablo Machín ya es equipo de Primera. El 4 de junio de 2017 ya es histórico porque es la primera vez en sus 87 años de vida que jugarán en la máxima categoría del fútbol español. El punto ante el Zaragoza, que también alcanzó el objetivo (la salvación), le bastó para rubricar un curso de ensueño.

El día amaneció lluvioso, pero ello no impidió que la ciudad de Girona se engalanara y se respirara un ambiente de Primera. Ya por la tarde, el conjunto rojiblanco fue recibido con bengalas y con la banda sonora de ‘Piratas del Caribe’ en Montilivi por una hinchada que acudió a una fiesta. Eso sí, no futbolística porque Girona y Zaragoza no tiraron a puerta, ni lo intentaron. Los gritos de “el año que viene Girona-Real Madrid” fueron una constante en los alrededores del estadio y dentro, la ola no tardó en aparecer. Había ganas de Primera y los 90 minutos fueron tan insípidos como soporíferos. La emoción estaba en una grada encendida con su equipo y se constató que el lema de la pancarta, “vuestra lucha, nuestra voz. Juntos para hacer historia” que lucía en los accesos de Montilivi no era baladí.

En la segunda mitad, la intensidad de ambos conjunto siguió siendo nula y la afición ya estaba deseando que llegara el pitido final del árbitro. A los jugadores rojiblancos se les veía inquietos y cada interrupción en el partido era motivo suficiente como para que la grada dedicara una ovación al equipo rojiblanco. “A Primera, a Primera” y “que bote Montilivi” acompañaron a los de Machín hasta el final. El Girona ha logrado una proeza. Las lágrimas de los jugadores rojiblancos tras el partido son la recompensa a años de varapalos. Un equipo humilde lidiará ahora en la élite. De Girona al cielo.

0 Comentarios

Normas Mostrar