Estás leyendo

Pékerman, Messi y una charla que cambió su historia

Fútbol

Pékerman, Messi y una charla que cambió su historia

Pékerman, Messi y una charla que cambió su historia

“Yo represento siempre al fútbol argentino”, le dijo Pékerman a Messi el día que lo convenció de esperar por el llamado de la Albiceleste. El DT no tenía ningún vínculo con la AFA.

Habrá que imaginar qué tanta libertad le da Pékerman a la nostalgia. Hace pocos días recordó con claridad los años que trabajó en España y cómo eso le ayudó a entender el desarrollo del fútbol base en este país –que fue determinante en los títulos que llegaron después para La Roja-. Este viernes el técnico argentino regresó a Madrid, un lugar que no solo marcó su carrera sino que estableció el orden actual del fútbol mundial.

No es una exageración. Corría el 2003 cuando el entrenador llegó hasta una cancha en Alcorcón, una población de 160 mil habitantes a las afueras de Madrid, para ver un partido de canteranos de ese club frente al Barça. Él era el manager deportivo del Leganés y el rumor de que había un niño rosarino que hacía cosas imposibles con la pelota circulaba entre los especialistas. La preocupación corría por cuenta de una insinuación de España para que vistiera la roja.

Cuenta la leyenda (y Marcelo Orlandini en la nota “Barça muere por este pibe”), que el técnico de la Sub 16 Ginés Menéndez, vio a Lio quedarse fuera de un torneo por ser extranjero y le dijo que “ojalá fuera español para poder convocarlo”. Una tentativa de fichaje que alertó a Pékerman, quien viajó hasta el lugar para tener frente al frente al proyecto de estrella. Tan pronto vio a Lio invocando su magia en la cancha supo que tenía que moverse rápido.

Todos los relatos de quienes conocieron a Lio antes de ser Messi coinciden en que verlo jugar era equivalente a enamorarse a primera vista. En 2011, Pékerman revivió frase a frase la charla en Alcorcón, en una entrevista con el periodista Diego Borisnky titulada “Aquí Pekerman”, publicada en la Revista El Gráfico en noviembre de ese año…

 -Vos sos argentino, ¿me conocés a mí?

-¡Cómo no lo voy a conocer! Usted es Pekerman, el de la Selección

-Pero mirá que no dirijo más la Selección, me fui en el 2002.

-Sí, está en el Leganés, me lo dijo mi papá.

-No estoy más en la Selección, pero yo represento siempre al fútbol argentino, así que hoy voy a hablar con Hugo Tocalli, que está armando el equipo para el Sudamericano y te va a llamar en los próximos días, vos contale a tu papá.

Messi creyó y Pékerman hizo lo suyo. Convenció a Tocalli -viejo amigo, compañero en la dirección de juveniles y técnico de la Sub 20 por esa época, para que armara un amistoso exprés que sentenciara a La Pulga a vestir la albiceleste por siempre. Ahí vino el partido contra Paraguay que terminó 8-0 (un golazo de Lio) y que vieron solo 200 personas en el estadio de Argentinos Juniors, pero que hoy cientos más dicen haber presenciado.

Con el paso de los años muchos personajes han exigido un rol en la historia de Messi. “Hay varias versiones y de distintas cosas por eso a mí también se me mezcla un poco todo (…) Tocalli se lo adjudicó y, alguna vez, hablando con Grondona dijo que él fue quien pidió que armaran el partido. Muchos se lo adjudican”, explica Borinsky vía Whatsapp. La vida del crack se convirtió en una narración colectiva, pero Pékerman se mantiene como protagonista indiscutido. Dos años después, fue él quien lo hizo debutar en la Selección de mayores. Grandes recuerdos para el entrenador de Colombia que el próximo martes enfrenta a Camerún en Getafe.

0 Comentarios

Normas Mostrar