Estás leyendo

Hamilton: "Mi relación con Alonso era tóxica e intoxicaba"

FÓRMULA 1

Hamilton: "Mi relación con Alonso era tóxica e intoxicaba"

Hamilton: "Mi relación con Alonso era tóxica e intoxicaba"

CHRIS WATTIE

REUTERS

El británico se sincera en 'ICON' y afirma: "Hay gente con la que te llevas bien y otros con los que no puedes convivir de ninguna manera".

Lewis Hamilton en estado puro. Sin control, abierto a todo, tranquilo hasta el límite de hablar sin tapujos. Eso que siempre intentan evitar los responsables de Prensa de la F-1. En una entrevista con Luis Meyer para Icon, el tricampeón británico desvela pensamientos, ideas, sensaciones... y secretos. Por partes. Mundial 2017. “Aún queda mucho campeonato por delante, no me preocupa, estoy tranquilo”, dice el piloto de Mercedes para alabar a su compañero, Bottas. “Si tengo que definirte a Valtteri te diré que tengo muy buenas sensaciones con él. Es un tipo muy amable, un hombre de familia y, como se está demostrando, un piloto fantástico. Aunque este año tendremos una batalla intensa, espero que podamos llevarla como caballeros”.

¿Y la lucha con Vettel y su sorprendente Ferrari? "Ferrari tiene el coche más rápido. De modo que solo me queda darlo todo como piloto. Vettel y yo estamos muy igualados, y las diferencias solo se marcarán por cómo pilotemos. Un mínimo fallo me puede costar el Mundial. Así es como debería ser siempre la Fórmula 1”.

Aparcando la actualidad, llega un tema candente en la última década que Hamilton no esquiva. De hecho, le hace frente cara a cara. Pregunta de Meyer: '¿Se arrepiente ahora de no tener de nuevo a Fernando Alonso como compañero?'. Respuesta: "No se trata solo de mí, sino de las miles de personas que trabajan en la escudería. Mi relación con Fernando era tóxica. Y además intoxicaba a todo el equipo. Hay gente con la que te llevas bien y otros con los que no puedes convivir de ninguna manera. Si pones a dos campeones del mundo a correr en el mismo equipo, cada uno intentará hacer su trabajo lo mejor posible. Y no vas a cederle el paso en una curva. Vas a luchar por salir el primero de ella. Nosotros tenemos demasiadas fricciones".

Batallas del pasado que pudieron haberse repetido este año y reconocimiento del propio Hamilton de que ha cambiado mucho con los años: “Cuando empecé, con 22 años, tenía la sensación de que podía con todo, pero eso era en gran parte inconsciencia. Y no es necesariamente malo. Hace falta inconsciencia para empezar en esto y ser el mejor. Si uno se para dos veces a pensar que se va a meter en un circuito a rodar a semejante velocidad, posiblemente no lo hará nunca”.

Juventud e inconsciencia que llevan a la duda sobre el miedo de los pilotos. ¿Lo tienen, lo sienten? “Mi secreto es no tener miedo. Yo no lo tengo cuando corro, para mí el miedo no es más que un estorbo porque significa no dar lo mejor de mí. Sé lo bueno que soy. Hasta dónde puedo llegar. El miedo está más allá de eso. Mientras no sobrepase las expectativas que tengo de mí mismo, no tengo por qué sentir miedo”. ¿Y fuera del circuito? “Es difícil temerle a algo cuando lo tienes todo. Soy muy afortunado en eso. Te pongo un ejemplo: me fascina la ropa, la capacidad de la moda para cambiar tu imagen radicalmente cada día. Y puedo tener cualquier prenda que quiera”.

Toca hablar de su infancia, de sus dificultades, de su afan de superación... : “Vengo de una pequeña ciudad de Inglaterra, mi familia era muy humilde. Mi madre tenía tres trabajos para darnos un techo, mi padre se deslomaba para financiar mi carrera de piloto. Era muy agobiante saber que prosperar no solo depende de tu talento, sino de que tu familia pueda pagarte la siguiente temporada. También recuerdo cuando de niño iba con mis amigos a una tienda de golosinas del barrio. Yo nunca tenía dinero para comprarme ni una chuchería, me limitaba a mirar".

¿Y cómo lleva ahora la fama un chico que viene desde abajo en la escala social? "Es muy curioso el efecto que puedes causar en tantísima gente, no sé si lo he asimilado todavía. Pero hay una cosa que tengo muy clara: aunque he conocido a muchísimas personas en todo este tiempo, sigo quedando con mis amigos de siempre, los del barrio. Aunque mi vida es una locura, procuro mantener el contacto. La semana pasada estuvimos cenando en casa de uno de ellos, sin ir más lejos. Yo me encuentro más a gusto en esos entornos, en la normalidad”.

Por último, Hamilton habla del Brexit: "Algunos de mis amigos, e incluso dentro de mi familia, han vivido el drama de no tener trabajo. No conozco los detalles concretos del proceso y por eso no tengo una opinión clara de si estoy a favor o en contra, pero sí te diré que, ya que ha salido lo que ha salido, me gustaría que lo viéramos como una oportunidad para mejorar la vida de tantas personas que lo están pasando mal en mi país. Si esto supone más empleo para tanta gente que lleva años sin trabajo, bienvenido sea”.

0 Comentarios

Normas Mostrar