FITNESS

7 maneras de hacer abdominales en la piscina

7 maneras de hacer abdominales en la piscina

Salud.uncomo.com

Los abdominales son uno de los músculos más preciados que tenemos y siempre buscamos que se marquen. En la piscina también podemos ejercitarlos.
Ariana Grande y Bad Bunny en Coachella

Aunque sepamos que hacer abdominales por miles no nos dará nuestra ansiada tableta, siempre es bueno ejercitarlo y tonificarlo, ya sea para la salud de la espalda o para lograr que se marquen un poquito más. La natación, por ejemplo, es un deporte muy completo en el que trabajamos todos nuestros músculos, pero no olvidéis que también podemos entrenar el abdomen en la piscina, ahora que se acerca el verano, con algunos ejercicios que os detallamos a continuación.

Abdominales en el bordillo

Mantén los codos fuera del agua, en el borde de la piscina, mientras que sumerges las piernas. A continuación, elévalas de la misma manera que harías si estuvieses fuera de la piscina hasta la altura del pecho, pero no sobrepases la línea de las caderas con las rodillas, ya que de esa manera estarías implicando el psoas.

Nada a crol apretando el abdomen

Para realizar este ejercicio, aprieta el abdomen durante todo el recorrido. Intenta mantener en la superficie del agua la cadera, los hombros y la espalda. Haz 4 largos de 100 metros con quince segundos de descanso entre cada uno.

Extensión de piernas

Mantén las piernas erguidas y rectas bajo el agua durante al menos treinta segundos. Descansa veinte segundos entre serie y serie, y realiza un total de 4. Ya verás que notas que tu abdomen es acero puro después de realizar este ejercicio.

Aleteo de piernas

De la misma manera que harías abdominales apoyado en el bordillo de la piscina, realiza varias series de aleteos de un minuto de duración. Recuerda subir hasta la altura del pecho y mantén la línea de las caderas con las rodillas.

Cruce alterno de piernas

Al igual que lo hacemos en el suelo, podemos hacerlo también en la piscina. Repite la maniobra que harías en el aleteo o en los abdominales en el bordillo y cruza las piernas una y otra vez hasta que estés lo suficientemente cansado. Puedes hacerlo fácilmente durante 40 segundos, descansando 10 entre serie y serie hasta completar un total de cuatro series.

Pedaleo

Haz el movimiento de pedalear, como si estuvieses haciendo bicicleta estática, con la cabeza y los brazos fuera del agua. Con este ejercicio podremos trabajar el recto mayor del abdomen y los oblicuos.

Patada de mariposa

Agárrate a la escalera o al bordillo. Piernas y pies juntos. Realiza durante un minuto la patada de mariposa. Después, date la vuelta y sube las piernas y realiza durante otro minuto la bicicleta. En todo momento debes mantener el abdomen apretado.