Estás leyendo

Sun vuelve a la cima del 400 con la quinta marca de la historia

MUNDIAL NATACION BUDAPEST

Sun vuelve a la cima del 400 con la quinta marca de la historia

Sun Yang.

Michael Sohn

Tras caer en Río con el australiano Horton (plata esta tarde), no tuvo rival el chino que nadó por debajo del récord hasta los 250 metros (3:41.38).

Budapest

Los 400 libre reúnen siempre una amalgama de grandes nadadores, cuyo dominio del estilo libre y de la técnica son inigualables a otras disciplinas. Pero no hay nadie con la constancia del chino Sun Yang, que lleva los últimos seis años en los podios internacionales en las pruebas de fondo y de mediofondo. Si en los Juegos de Río perdió ante el australiano Mark Horton, plata esta tarde en el Duna Arena con un tiempo de 3:43.85, no se le escapó el oro en Budapest, en una exhibición que recordó al Sun de Londres 2012 o Barcelona 2013, intratable, dictador en el agua.

El nadador chino, un hombre criticado por una parte de la natación por un caso de doping en el pasado y por la siempre desconfianza que ofrece la natación china, cogió el mando a los 150 metros. Por la calle 5, empezó a sacarle medio cuerpo a los australianos, alejados del epicentro de la prueba. Sun nadó contra ese récord del alemán Paul Bierdermann insuperable. Como le ha ocurrido a la mayoría de valientes que han intentando darle caza, lo rebajan hasta los 250 metros, pero luego sucumbieron ante el terrorífico final de Biedermann, icono de la época de los bañadores mágicos.

Sun llegó en solitario y estableció la quinta mejor marca de todos los tiempos (3:41.38), la segunda sin poliuretano. La primera también está en su poder, cuando se quedó a un suspiro del récord. El bronce fue para el italiano Gabrielle Detti (3:43.93). Por detrás, el coreano Tae Park, con 3:44.38, y el sorprendente austriaco Aubock no bajo de los 3:45.

En un gesto ya característico, Sun celebró la victoria con los puños en alto, golpeando con fuerza y con rabia el agua una y otra vez, liberándose de la tensión acumulada a un nadador que llega en un gran momento de forma, como lo ha demostrado con su marca, y que peleará con el italiano Gregorio Paltrinieri en los 800 y 1.500 libre. La emoción está asegurada.

Con este título, Sun iguala a Ian Thorpe con tres títulos conseguidos en la prueba de 400 libre en tres Mundiales seguidos. El chino lo logró en Barcelona, Kazán y ahora Budapest, manteniendo un nivel sensacional. Mientras que el australiano lo consiguió en 1998, 2001 y 2003.

0 Comentarios

Normas Mostrar