MISTERIO

Las criaturas marinas que comen carne humana

Las criaturas marinas que comen carne humana de Sam Kanizay

El joven australiano Sam Kanizay tuvo que ser atendido tras las graves heridas ocasionadas por unas criaturas marinas

Misteriosas criaturas marinas, de muy pequeño tamaño, que sorprenden a un joven y se comen, literalmente, buena parte de la piel de sus piernas. Podría sonar a un perfecto guión de terror, sino fuera porque la realidad supera una vez más a la ficción.

Eso es justo lo que le ha ocurrido a Sam Kanizay, un adolescente australiano de 16 años que sufrió un ataque que le mandó al hospital, donde todavía se recupera.

Sus piernas fueron devoradas

El joven estaba tranquilamente bañándose en la playa Victoria de Melbourne. Al salir del agua, según su padre Jarrod, tuvo "la sensación de tener las piernas cubiertas de arena". Por ello volvió a meterse al mar, y al salir de nuevo "descubrió que tenía las piernas cubiertas de sangre".

Las piernas de Sam Kanizay al llegar al hospital tras sufrir el ataque

Su padre se percató de que las piernas del joven estaban recubiertas por unas pequeñas criaturas que "se comieron la piel de Sam y le hicieron sangrar contundentemente". Intentó tapar la hemorragia, pero sangraba tan abundantemente que tuvo que llevarle al hospital, donde los médicos no han encontrado ninguna causa conocida para lo que se encontraron.

La piel y parte de la carne de Sam Kanizay habían sido "devoradas". En un principio pensaron que podrían haber sido medusas, pero dada la gravedad de las heridas tuvieron que desechar esa idea.

Los expertos, sorprendidos

Los médicos pidieron incluso consejo a Alistair Poore, experto en animales marinos invertebrados de la Universidad de New South Wales, que ha asegurado a The Guardian que jamás había visto un caso como este.

Sam Kanizay en el hospital recuperándose de las graves heridas

Su primera hipótesis fue que las heridas hubiesen sido causadas por un ataque masivo de un animal invertebrado como los piojos marinos.

El padre captura y graba a las criaturas

Para intentar ayudar a la recuperación de su hijo, Jarrod Kanizay volvió al mismo punto de la playa en la que su hijo sufrió el ataque para ver si podía capturar una muestra de esas misteriosas criaturas. Y lo consiguió.

Usando como "cebo" trozos de carne, logró capturar un buen número de estos animales y grabarlos, compartiendo el vídeo en Youtube.

Tras ver el vídeo, el Museo Victoria de Melbourne asegura que las misteriosas criaturas parecen ser lisianásidos, una especie de crustáceos carnívoros de muy pequeño tamaño que, cuando atacan en grupo, pueden ser tan voraces como ha sufrido el adolescente.