Bielsismo

Bielsismo

En su paso de tres años y medio por Chile, Marcelo Bielsa realizó numerosas charlas a lo largo y ancho del país. Algunos vestigios es posible pesquisar en la web. De todas, solo un par abordan cuestiones netamente futbolísticas. Una en Valparaíso y otra en Coquimbo. El resto reza sobre liderazgo y la vida misma.

El argentino se fue de Chile en febrero de 2011. Solo en el mes de octubre del año pasado, en un congreso de fútbol realizado en Amsterdam, Holanda, expuso los nueve conceptos clave de su ideario futbolístico. Recién ahí pudimos conocer, de manera estructurada y diáfana, cuáles son los elementos que definen su estilo de juego.

A la mayoría cautiva el desempeño en la cancha de los conjuntos dirigidos por Bielsa. El domingo pasado, el Lille de Francia, su nuevo equipo, debutó en la liga con un claro 3-0 ante el Nantes. Temprano, desde las nueve de la mañana, pudimos apreciar que todo sigue intacto: juego directo, dinámico, llegadas por las puntas, no 'rifar' la pelota y presión agresiva en campo contrario para recuperar el balón y así atacar de nuevo. 

El primer concepto que define el estilo bielsista es 'Predominio del protagonismo sobre la especulación'. Nada de salir a empatar o perder por poco un partido. Derechamente, atacar para ganar. Que la pelota esté la mayor parte del tiempo en el sector del equipo contrario. Donde sea, en cualquier cancha. Es el gran legado del DT en Chile: el cambio cultural de abandonar el 'arratonamiento'.

El segundo concepto: 'Actitud favorable frente al reglamento'. Las normas del fútbol existen para tornar más atractivo el juego y no para transitar por sus límites más extremos, buscando obtener alguna ventaja deportiva. Ventajeros, tramposos, pícaros y tunantes no tienen cabida en los planteles del rosarino.

'Elección de intérpretes con características ofensivas sobre las defensivas'. Tercer concepto. El ejemplo más gráfico al respecto es el caso de Gary Medel como zaguero central en la Roja. El Pitbull no aparecía ni en las cómicas como defensor. Sin embargo, el DT lo ubicó ahí por la unión perfecta de su dominio técnico con la agresividad y eficacia en la marca.

Cuarto concepto: 'Elección de un sistema táctico básico'. Bielsa se mueve entre dos esquemas posicionales: 1-4-2-1-3 y 1-3-3-1-3. Ambos tienen un denominador común: la presencia de tres atacantes. Esto se enlaza con el quinto concepto básico: 'Ubicación compensada de los delanteros por todo el frente del ataque'. Para el DT, los de arriba siempre deben ser tres (uno en cada punta y otro por el centro). Y en ataque profundo, cada cual debe contar con el apoyo de un respectivo jugador. Los reconocidos seis jugadores en ofensiva del argentino.

'Considerar con la misma importancia la recuperación y la posesión', el sexto concepto. Es una manera distinta de expresar que todos atacan y todos defienden. Considera al equipo como una gran unidad funcional, sin prerrogativas para nadie en ambos momentos del juego. Atacantes que defienden y zagueros involucrados en el fluir ofensivo. La idea obliga a transiciones breves, acotadas, de mínima duración. En el fútbol chileno cuesta un mundo, la separación de roles entre delanteros y defensas es aún una cuestión cultural.

Séptimo concepto: 'Desarrollo del juego a través de las tres líneas'. Nada de pelotazos, siempre intentar salir jugando desde atrás. La pelota que viaja a ras de piso, a partir de la última línea, tiene amplias chances de convertirse en una ataque favorable, sostiene el técnico. Incluso si se corre el riesgo de alguna pérdida que pueda alterar la seguridad defensiva.

'Recuperación del balón inmediatamente después de finalizada la tenencia". Octavo concepto. El juego es constante y no termina nunca, sobre todo al hacerse el rival de la pelota. La postura obliga a un cambio de papel inmediato. El ícono de esto en la Roja fue Chupete Suazo: de un ariete que no se involucraba defensivamente en Colo Colo pasó a ser un '9' presionante, que no les daba respiro a los zagueros cuando ellos tenían la pelota.

El último concepto constitutivo del estilo de juego de Bielsa: 'Método de entrenamiento para jugar según el modo deseado'. El argentino es el autor de su propia manera de preparar a los equipos. Dice que observó cerca de 50 mil partidos y, en el proceso, detectó conductas repetitivas de juego, funcionales, estéticas y deseables, que ensaya una y otras vez para que desarrollen sus dirigidos. Jugar bien, afirma, es resolver las situaciones de juego. Los referidos comportamientos son las soluciones que inculca a los futbolistas en pos del máximo desempeño.

0 Comentarios

Mostrar