El mediocampo del Real Madrid ha llevado el peso de los goles

REAL MADRID

El mediocampo del Real Madrid ha llevado el peso de los goles

Los volante han tirado del carro de un Madrid falto de puntería: han marcado siete los 11 goles en Liga (63,6%) y han dado cinco de los 11 puntos.

El Real Madrid aterriza en Dortmund falto de puntería pero sostenido por sus centrocampistas. El último en salir al rescate de un equipo peleado con el gol en LaLiga (11 tantos después de rematar 96 veces) fue Dani Ceballos, cuyo doblete le dio los tres puntos a los blancos en Mendizorroza. El sevillano debutó como titular en el sitio de Modric y derribó la puerta. Como ya la han derribado Marco Asensio, que rescató un punto contra el Valencia gracias a sus dos goles o Lucas Vázquez, que marcó el único tanto blanco en el empate a uno ante el Levante. Esta aparición de los medios le han dado al Madrid casi la mitad de los puntos que ha sumado en Liga (cinco de 11). En total, los centrocampistas (Kroos y Casemiro marcaron en el 3-0 de Riazor) han hecho el 63,6% de los goles en el campeonato liguero (siete de 11).

No sólo en LaLiga la media del Madrid ha tirado del carro. Sus goles (Isco y Casemiro) le dieron la Supercopa de Europa ante el Manchester United y contribuyó de manera decisiva para pasar por encima del Barça en la Supercopa de España con goles (Asensio marcó un tanto en el 1-3 de la ida y otro en el 2-0 de la vuelta) y dominio en la medular (Kovacic se doctoró). En total, la medular ha marcado 11 de los 21 tantos oficiales de esta temporada (el 52%). Cuatro de ellos llevan la firma de Marco Asensio, máximo goleador por el momento de la temporada blanca. Precisamente este enfrentamiento entre blancos y azulgranas retrató el cambio de tendencia que ha habido en el Real Madrid, donde se ha pasado de poner el acento en los fichajes de delanteros a priorizar el centro del campo (desde la 2010-11 ha realizado 29 fichajes y 17, el 58%, fueron para reforzar la media).

Zinedine Zidane, como excepcional centrocampista que fue, sabe de la importancia de esa zona medular. No sólo para cocinar el juego (ante el Alavés juntó mucho talento en esa área con Ceballos, Isco y Asensio) sino para ejercer de factor sorpresa. El francés anima a sus centrocampistas a ser atrevidos en ataque, que no se escondan en el disparo. El que mejor refleja esa orden de Zidane es Casemiro. El brasileño, pilar para en el entrenador en su labor de ancla, lleva ya dos goles esta temporada. La pasada, con Zizou en el banquillo, marcó seis, la cifra más alta de su carrera.

Esta multiplicación de recursos en el medio campo (Zidane ya ha usado el 4-3-3, el 4-2-3-1 y el 4-4-2) ha enriquecido al Real Madrid y ha sostenido al equipo en este arranque de temporada en el que sobra carga y falta puntería en la zona atacante. Cristiano no ha marcado en Liga aún tras 18 remates en los dos partidos que ha jugado (topó dos veces con los postes), Benzema está lesionado pero hasta su baja no había marcado en el campeonato tras rematar nueve veces y Bale no ha dado un paso al frente (sólo dos goles en Liga tras 14 remates). Contrariamente a lo que pueda pensarse, estos datos no inquietan a Zidane ya que sostiene que los goles de Cristiano aparecerán, Benzema volverá y Bale encontrará su mejor versión en pocas semanas (si no se lesiona). “Estaría preocupado si no tuviéramos ocasiones, la mala racha pasará”, augura el técnico. Y mientras esa mala racha desaparece, el centro del campo golea y tira del carro.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar