GUERRA FRÍA DIGITAL

Hackers rusos piratean los móviles de soldados de la OTAN

Hackers rusos piratean los móviles de soldados de la OTAN

Los efectivos desplegados en Polonia y los Países Báltico se quejan de hackeos y amenazas directas cara a cara.
Grammy 2018: Lista completa de ganadores

Estados Unidos hackea a Corea del Norte a través de China y deja a su equipo de hackers, el temido Bureau 121, sin conexión a Internet. Rusia entra en juego y le ofrece a Corea del Norte un acceso segundario a la Red. El país de Kim Jong-un vuelve a estar online, y de paso Putin y los suyos tienen una vista privilegiada de todo lo que los coreanos están preparando por la Red. Esto es el resumen de lo sucedido en los últimos días en una situación de clara tensión. Pero hay más, porque Rusia sigue adelante con sus estrategias.

 

Guerra fría digital

Y es que parece más que claro que el mundo vuelve a estar bajo una Guerra Fría, solo que en un ambiente distinto y con armas diferentes. Porque todo sucede en la Red, todo es (ahora mismo) ciber-ataques y parece que Rusia está orquestando una maniobra para desestabilizar a su alrededor. Tras ‘convertirse’ en el BFF (Best Friend Forever, el amiguísimo) de Corea del Norte, la guerra digital de Rusia abre un nuevo frente y pone sus miras nada menos que en la OTAN.

Un soldado consultando su smartphone en una zona en guerra

Un soldado consultando su smartphone en una zona en guerra

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN, o NATO en inglés) es una organización internacional política y militar creada en 1949 por los signatarios del Tratado de Bruselas (Bélgica, Francia, Luxemburgo, Holanda y el Reino Unido), Estados Unidos y Canadá, junto a otros cinco países europeos que fueron invitados a participar (Dinamarca, Italia, Islandia, Noruega y Portugal). Su objetivo fundacional fue dedicarse a la organización europea tras la Segunda Guerra Mundial y ante la amenaza de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Rusia está hackeando los móviles

El diario americano Wall Street Journal ha publicado un artículo en el que sostiene con testigos (anónimos) que hackers rusos están pirateando los teléfonos móviles y hasta las cuentas de Facebook a nivel individual de soldados de la OTAN desplegados en territorios como Polonia -que entró en la OTAN en 1982- y otros Países Bálticos (que incluyen a Dinamarca, Estonia, Finlandia, Alemania, Letonia, Lituania, Rusia y Suecia). Los soldados informan que están viendo robos de datos de sus terminales y otros ataques como borrado de la lista de contactos.

Por supuesto el gobierno ruso niega lo sucedido, pero entre los oficiales militares de la OTAN no hay la menor duda de que Rusia está detrás de los ataques. Las fuerzas militares han hecho notar también que los hackeos están muy bien coordinados y usan equipos muy sofisticados, como una antena portátil y hasta drones. De hecho incluso la manera en que algunos de estos soldados se han enterado de que les han pirateado el móvil parece una campaña de la URSS en la vieja Guerra Fría del siglo XX: a través de desconocidos -supuestamente agentes rusos- que se les han acercado y les han empezado a mencionar datos y hechos de sus familias y vidas privadas.

Reunión de la OTAN, de la que Rusia no forma parte

Reunión de la OTAN, de la que Rusia no forma parte

Prohibidos los smartphones

Las fuentes del periódico narran un incidente en el que los soldados tuvieron que quitar las tarjetas SIM de sus móviles y se les prohibió acercarse a ciertas zonas cerradas. Y las tropas reclutadas por el país de Estonia directamente tienen prohibido usar teléfonos durante las operaciones. La conclusión de los altos mandos es que se trata de una campaña de intimidación, ya que datos como cuentas de Facebook no son significativas para obtener secretos de operaciones militares. Pero van con cuidado, puesto que un móvil hackeado puede servir como Caballo de Troya y colar un malware entre las tropas. ¿Qué será la siguiente jugada de Rusia? Porque está claro que la cosa no ha acabado.