Kyrgios: el ‘enfant terrible’ del tenis, en el camino de Nadal

TENIS | PEKÍN

Kyrgios: el ‘enfant terrible’ del tenis, en el camino de Nadal

Nick Kyrgios.

Etienne Oliveau

Getty Images

El australiano tiene un gran potencial, pero poca cabeza para instalarse en el top-10 del tenis mundial. Hoy se mide por quinta vez al español en la final de Pekín.

Nick Kyrgios es, junto con Alexander Zverev, el mejor jugador de la llamada NextGen, la nueva generación que aspira a suceder a Nadal, Federer, Djokovic, Murray... Pero al contrario que el alemán de 20 años, centrado en labrarse una próspera carrera, al australiano de 22 le falta mentalidad para estar en el top-10.

Como le sobran condiciones tenísticas es capaz de brillar cuando quiere. Así lo está haciendo en Pekín y por eso apartó ayer de la final al propio Zverev. Pero Kyrgios suele alternar actuaciones tan sobrias como las de China con comportamientos infantiles, irrespetuosos e indolentes que le han hecho tristemente famoso. En 2015 protagonizó un incidente con Wawrinka, cuando durante un partido le dijo al suizo que su novia, Donna Vekic, tenía una relación con otro australiano, Thanasi Kokkinakis. Y el año pasado en Shanghai se dejó ganar descaradamente contra Mischa Zverev, hermano de Alexander, al que eliminó en Pekín hace unos días. Fue multado y suspendido por dos meses.

También destaca por sus rajadas. Dijo que en 2016 había perdido a propósito en ocho torneos, que juega por dinero, que la tierra no le gusta porque le ensucia las zapatillas... Ha roto raquetas, insultado a jueces de línea, periodistas y aficionados... y casi siempre viaja sin entrenador (“McEnroe me entiende”, afirmó en la Laver Cup). Un gran talento que se perderá si él mismo no lo remedia.

Una rivalidad reciente con empate a dos

Nadal y Kyrgios se enfrentan hoy (13:30, MD2) por quinta vez en los últimos dos años desde que comenzaron sus encuentros. El balance es de empate a dos (1-1 en 2017). El último duelo fue hace unos meses en Cincinnati y se saldó con triunfo en dos sets del australiano. El inicio de esta nueva rivalidad fue espectacular, en Wimbledon y también ganó Kyrgios. Nunca se han cruzado en una final, la sexta en la carrera del joven nacido en Canberra.

0 Comentarios

Normas Mostrar