NUTRICIÓN

Los 6 mandamientos que debes seguir para preparar tus comidas

Planificar las comidas y los alimentos que elegimos son los pilares esenciales de una dieta saludable. Te decimos los mandamientos a tener en cuenta para ello.

Actualizado a
Los 6 mandamientos que debes seguir para preparar tus comidas

Si escuchas la palabra “plan de comidas” y tus oídos se animan, es que ya sabes que tendrá beneficios para tu salud. Preparar las comidas antes de tiempo es una garantía de éxito, sobre todo si estás tratando de perder peso. Además, evitarás el estrés, la ansiedad y las prisas por comer, es menos probable que incluyas alimentos poco saludables y ahorrarás tiempo. Por todo ello, te contamos los mandamientos que debes tener en cuenta a la hora de preparar tus comidas.

Te anticiparás. Sí, parece obvio, pero si vas al supermercado con mucha hambre y sin un listado de alimentos que quieres preparar, tu plan será un fracaso. Esta parte puede llevarte más tiempo, pero merecerá la pena. Apunta tu ejemplo de dieta semanal, incluyendo desayuno, almuerzo y cena, para que vayas a lo seguro una vez vayas a adquirir tus productos.

Planificarás. Reserva varias horas para planificar, comprar, cortar, cocinar y guardar. Algunas personas prefieren hacer todo esto los domingos, pero también se puede dividir en el fin de semana y hacer la planificación y compras el sábado y el tiempo para cocinar el domingo.

Respetarás los números. Ya sean macronutrientes, calorías o ambos, esto nunca falla. Detalla al máximo la cantidad de hidratos, proteínas y grasas que necesitas, las cantidades que supondrán en el total calórico y si haces un ciclado de carbohidratos, tenlo todo listo para no fallar a la cita con tu alimentación.

Serás realista. En un mundo perfecto, es posible que desees todas las comidas planificadas para la semana. Sin embargo, esto toma mucho tiempo de preparación, y puede ser realmente abrumador si eres nuevo en la planificación de comidas. Establece metas realistas, y comienza por lo más sencillo: el desayuno, la comida y la cena. Si en algún momento te ves muy abrumado, siempre puedes tirar de snacks si son saludables.

Variarás tus comidas. No, definitivamente no se trata de comer arroz y pollo todos los días, como se oye en los gimnasios. Tienes que incluir micronutrientes de calidad, y eso solo se consigue incluyendo una gran variedad de verduras y frutas, además de contar con varias fuentes de proteína de calidad de la que tirar que no solo sean filetes: queso fresco, huevos, pescado azul, frutos secos…tienes una gran variedad en el supermercado.

Intentarás divertirte. Cortar trozos de zanahorias no es exactamente la manera más divertida de pasar el domingo, pero puedes encontrar distintas maneras de disfrutar con el proceso. Hazlo con música, con un amigo, échale un ojo a una receta nueva gracias a Youtube…todo menos convertir la preparación de comidas en algo aburrido.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?