Competición
  • Liga Chilena
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Premier League

Hoy arranca la NBA: revolución o dinastía de los Warriors

NBA 2017-18

Hoy arranca la NBA: revolución o dinastía de los Warriors

Hoy arranca la NBA: revolución o dinastía de los Warriors

RONALD MARTINEZ

AFP

LeBron con su futuro en el aire y los reforzadísimos Celtics, Rockets y Thunder, amenazas para unos Warriors que pueden ser todavía mejores.

El pasado 12 de junio, en ese histérico (en el mejor sentido de la palabra) Oracle Arena al que le quedan dos años de vida en la NBA (la franquicia cambiará Oakland por San Francisco en 2019), los Warriors vengaron su ominosa derrota de 2016 ante los Cavaliers y sumaron su segundo anillo en tres años. Y completaron, Kevin Durant mediante, un tríptico único en la historia de la NBA: 207 victorias en fase regular, 254 si se cuentan los playoffs. La primera temporada de 73 victorias (73-9) y los primeros playoffs con solo una derrota en el actual y muy largo formato (16-1). Cualquiera de esas cifras es algo nunca antes visto. Ni los Celtics de Larry Bird, ni los Lakers de Magic Johnson. Ni siquiera los Bulls de Michael Jordan, amasadores de récords por excelencia. Nadie.

Estos Warriors pluscuamperfectos (Stephen Curry, Klay Thompson, Kevin Durant, Andre Iguodala, Draymond Green…), deberían ser todavía mejores (es posible: más química con KD, más profundidad de rotación…) parten como obvios favoritos en busca del tercer título en cuatro años: convertirse en dinastía, el último gran reto. A su alrededor la NBA se reorganiza porque los equipos buscan formas de derribar al dragón imposible. Y después de uno de los veranos más locos de siempre veremos en el Oeste una brutal doble amenaza, en teoría por delante de los eternos Spurs: los Rockets con Chris Paul (y más defensa) al lado de James Harden y los Thunder con Paul George y Carmelo Anthony respaldando las embestidas de Russell Westbrook. Y los Clippers haciendo equilibrios, los Nuggets formando un ataque devastador o los Wolves con una revolución (Butler, Gibson, Teague y Crawford junto a Wiggins y el imperial Towns) destinada a acabar con la peor racha viva sin jugar playoffs: 13 años, desde 2004. A dos del récord absoluto, los 15 de los Braves/Clippers (1977-1991).

Y en un Este más débil (se fueron George, Melo y Millsap, solo llegó Hayward), los Wizards, los Raptors y los Bucks buscarán resquicios en la rivalidad Cavaliers-Celtics, otro de los asuntos centrales de la temporada: Kyrie Irving dejó a LeBron, con recados explícitos, para irse al nuevo rival con Horford y Hayward (y los jóvenes: Brown, Tatum, Smart…); Isaiah Thomas y Crowder cambian de bando con ánimo despechado y se unen a una muy transformada (Wade, Rose en el equipo, Tristan Thompson y JR Smith desde el banquillo…) guardia pretoriana del Rey LeBron, que busca su octava Final consecutiva mientras deshoja la margarita: retirarse en casa o probar suerte en el Oeste.

Una NBA en constante movimiento

Todos aspiran a la corona de unos Warriors que en estas tres temporadas triunfales han terminado segundos, primeros y primeros en rating ofensivo y primeros, cuartos y segundos en rating defensivo. El reto es gigantesco para todos y a lo largo de un camino que empieza hoy con dos partidos tremendos (Cavaliers-Celtics y Warriors-Rockets), los primeros de 1.230 que se disputarán en la Regular Season hasta el 11 de abril. El 14 arrancarán unos playoffs que derivarán en la lucha por el título, del 31 de mayo a, si hubiera siete partidos, el 17 de junio.

Hoja de ruta de una NBA cambiante, que atisba un futuro en el que los equipos no jugarán 82 partidos por temporada y en el que los playoffs ya no se dividirán entre Este y Oeste. De momento la separación entre costas ya ha desaparecido en el All Star Game, en el que los dos más votados elegirán a pies al resto de súper estrellas. La NBA también ha cambiado el draft para que los peores equipos tengan menos incentivos para acumular derrotas vía tanking y ha ajustado el reglamento para evitar que los entrenadores den descansos masivos a sus estrellas en partidos importantes mientras retoca el calendario para que las franquicias reduzcan sus back to back (dos partidos en dos noches) y pierdan definitivamente de vista las temidas tandas de cuatro en cinco.

Nueve españoles tras la marcha de Sergio

Una NBA en constante adaptación a los tiempos, que sigue disparando su capacidad económica en el verano en el que se han firmado los mayores contratos de la historia: Russell Westbrook 205 millones por 5 años, Stephen Curry 201 por otros cinco… Y que ha visto como Sergio Rodríguez regresó a Europa tras un complicado año en Philadelphia y dejó la nómina de españoles en nueve, del peso específico de los Gasol (Pau en los Spurs y Marc en los Grizzlies) a la emergencia de los Hernangómez (Willy en Nueva York y Juancho en Denver). Calderón luchará por el título al lado de LeBron en Cleveland, Ibaka tratará de llegar lejos en playoffs en Toronto, Mirotic necesita encontrar su sitio en Chicago, Abrines debería aprovechar sus tiros liberados en Oklahoma City y Ricky Rubio comienza de nuevo en Salt Lake City con unos Jazz huérfanos de estrella (Gordon Hayward) y necesitados de buenas noticias.

De momento, y eso es lo más apasionante justo antes de empezar, todo son hojas en blanco de un libro que empieza a escribirse hoy y que pondrá el punto final en junio, muchísimos capítulos y muchísimas historias después. Arranca la NBA 2017-18, arranca el gran espectáculo del mejor baloncesto del mundo: desde esta noche no se duerme.

Consulta EN ESTE ENLACE nuestro especial, equipo por equipo, de la nueva temporada 2017-18 en la NBA.

0 Comentarios

Normas Mostrar